publicidad-webypunto-300x250

El Sindicato de Futbolistas Profesionales advirtió que de no haber una solución a los casos de Barnechea, Naval e Independiente de Cauquenes se paralizará la actividad en nuestro país.

Luego que se diera a conocer que el Club Barnechea, que ascendió a la Primera B procedente de la Segunda División, no podría participar del torneo de Transición de este año, las alarmas se encendieron en el Sindicato de Futbolistas Profesionales.

Esto porque la decisión de la ANFP de castigar a Barnechea por el supuesto no pago de la cuota de inscripción al torneo, dejará sin su fuente de trabajo a los integrantes del plantel. La situación es más crítica si se considera que a esta altura del año los planteles están casi cerrados por lo que encontrar trabajo en otro club es prácticamente imposible.

El problema comenzó en la Segunda División Profesional, donde los clubes Naval e Independiente de Cauquenes no habrían presentado los documentos necesarios para acreditar el pago de 30 millones de pesos que la ANFP exige como garantía de solvencia de las instituciones.

Pese a los reclamos de ambos equipos quienes sostienen que los pagos se efectuaron en regla, el ente rector del fútbol nacional insistió en apartarlos del campeonato dejando a la división con solo 9 equipos para el torneo que debería comenzar este fin de semana.

Esta situación tiene molestos a los futbolistas de los mencionados equipos, pues repentinamente se quedaron sin su fuente laboral. Por lo mismo, llamaron a un paro de actividades, opción que está siendo analizada desde el Sifup.

A través de un comunicado difundido en las redes sociales, el plantel de Naval alzó la voz y exigió al Sindicato Interempresa de Futbolistas Profesionales de Chile (Sifup) pronunciarse al respecto.

“Exigimos a nuestro sindicato a llamar a paro indefinido hasta que verdaderamente sintamos que nos representa defendiendo nuestros derechos a trabajar y así no permita a la ANFP a dejarnos sin nuestra fuente laboral”, dice la misiva.

Al respecto, el presidente del Sifup, Gamadiel García, aseguró que “Hasta el momento es una de las pocas posibilidades que no están quedando. Queremos hablar con el Consejo de Presidentes. La solución es simple, que acepten que Cauquenes y Naval paguen. No podemos dejar a 50 trabajadores sin trabajo”.

Recordemos que el campeonato nacional debe comenzar este fin de semana por lo que una eventual paralización de actividades se resolverá dentro de los próximos días. En esa línea la demanda central pasa por aceptar a estos equipos en la competencia para que de esta forma no se pierdan los puestos de trabajo que entregan.

En el comunicado entregado por la ANFP respecto de la situación de los clubes involucrados se señala que ““Deportes Naval e Independiente de Cauquenes, no podrán participar en el Campeonato de Segunda División, el que se desarrollará entre los demás clubes que forman parte de la Segunda División”, agregaron.

Por otro lado Barnechea, que hace poco ascendió a la Primera B, tampoco podrá participar de dicho campeonato, ya que tampoco cumplió con la cuota de incorporación estipulada por la ANFP.

“A.C. Barnechea no podrá competir en el Campeonato Loto (Primera B), el que se desarrollará entre los demás clubes que forman parte de la Primera B. El club A.C. Barnechea podrá participar en el Campeonato Segunda División si da oportuno cumplimiento a los requisitos vigentes para participar en el mismo”, cerraron.

Crédito: Claudio Medrano – Diario UChile