publicidad-webypunto-300x250

La modificiación del sistema electoral abre una serie de incertidumbres de cara a las parlamentarias 2017. La emergencia del Frente Amplio puede constituirse como una amenaza para los sectores más progresistas de la Nueva Mayoría. Tanto la tienda de Teillier como el FA han reconocido sus intenciones por hacer crecer sus respectivas bancadas. El Partido Comunista teme, más que por la presencia del Frente Amplio, por la posibilidad de ir en listas separadas. Acá las principales apuestas del Frente Amplio y las que salen directamente a disputar la popularidad del PC.

Para pocos es un misterio la amenaza que constituye el Frente Amplio (FA) en los sectores progresistas al interior de la Nueva Mayoría. Es en ese contexto en que el Partido Comunista se vislumbra, al menos en el papel, como una de las colectividades que podrían verse perjudicadas electoralmente tras la emergencia del nuevo conglomerado.

Son varios los distritos en los que el Frente Amplio pretende disputar cupos contra la Nueva Mayoría.

El distrito 12 se ha convertido en una fijación, tanto para el FA como para el partido de Teillier. En 2013 Camila Vallejo, quien se había convertido en una figura púbica tras liderar la FECh en 2011, fue designada por el PC para pelear la representación en un distrito que era conformado únicamente por la comuna de La Florida. La ex dirigente estudiantil arrasó en la zona, casi doblando a su más cercano competidor, el UDI Gustavo Hasbún. Hoy, luego de la modificación del sistema binominal y la redistribución de las comunas en nuevos distritos, el n°12 es conformado por La Florida, Puente  Alto, Pirque, San José de Maipo y La Pintana.

Vallejo será carta fija del comunismo para el distrito, pero el camino no se ve fácil. El Frente Amplio tiene ambiciones serias y pondrá fichas robustas. Revolución Democrática ya prepara la candidatura de Miguel Crispi, ex presidente de la FEUC y ex asesor del ministerio de Educación en tiempos de Eyzaguirre. Crispi pertenece a la facción apodada “Pantalones largos”, ubicada en el sector más conservador del partido de Giorgio Jackson y, según fuentes al interior del Frente Amplio, sería dueño de un despliegue importante para conseguir votos.

Asimismo, Andrea Salazar será la carta del Movimiento Autonomista. Vecina de Puente Alto, también promete ser una carta competitiva en el distrito. Lo mismo que Karina Oliva, presidenta del partido Poder Ciudadano. Ambas son candidaturas de perfiles similares a la de Vallejo, por lo que se cree puedan incidir en la votación final.

Así como en el 12 son varios los distritos en los que el Frente Amplio intentará hacerse de un espacio. Han dado cuenta públicamente de sus intenciones por alcanzar al menos 10 cupos para su bancada, pero ¿a costa de quién?

El distrito 1 parece ser una apuesta segura para el bloque. Vlado Mirosevic es una figura con arraigo en la ciudad de Arica y, a pesar de que en las elecciones pasadas fue beneficiado por el sistema binominal, el actual parlamentario figura como una carta fija para tomar uno de los tres cupos que ofrece el distrito.

En el distrito 5 se desatará una nueva confrontación entre el PC y el Frente Amplio. Daniel Núñez, diputado actual en la región de Coquimbo deberá verse las caras ante Nelson Gálvez, candidato de Nueva Democracia que ganó las primarias del bloque. Al ser consultado sobre si representa una amenaza o no, el parlamentario dice sentirse cómodo con la aparición de otra fuerza antineoliberal: “Nosotros no consideramos que el FA sea una amenaza para el Partido Comunista. Queremos que hayan más fuerzas de izquierda que promuevan cambios antineoliberales. Si llegan al parlamento nos parece positivo. Por supuesto que en una elección uno se preocupa de que su fuerza quede bien representada, y nuestra preocupación es que el PC aumente sus diputados. En la región de Coquimbo yo espero que el FA elija un diputado y espero salir electo yo también. Esa es mi preocupación, tener dos diputados comprometidos con los cambios”.

Uno de los escenarios más apetecidos es el que dispone la Región de Valparaíso. Dividida en dos distritos, en total ofrece 16 cupos parlamentarios. La presencia de Jorge Sharp como alcalde de la ciudad puerto sin duda constituye un avance para las fuerzas del FA. Los partidos tradicionales han designado a sus figuras más importantes para ir a la disputa de cupos de la región y el Frente Amplio intentará hacerse de un cupo. En el distrito 7 -V Costa- suenan fuerte Jorge Brito, de Revolución Democrática, Jorge Rauld, de Movimiento Autonomista y Camila Rojas, de Izquierda Autónoma.

En la Región Metropolitana también se llevará a cabo una disputa importante. El distrito 8 agrupa a comunas como Estación Central, Quilicura, Maipú y Pudahuel y ofrece ocho cupos. Al menos uno quedaría en manos del nuevo conglomerado y el que asoma con mayor fuerza es Ricardo Camargo, militante del Movimiento Autonomista o la propia Doris González, vocera del movimiento de pobladores UKAMAU y excandidata a la alcaldía de Estación Central.

El distrito 9, que agrupa comunas del norte de la capital como Renca, Huechuraba, Recoleta e Independencia es una zona con fuerte presencia del PC. A la actual diputada Karol Cariola (electa por Recoleta e Independencia) se suma la presencia de Daniel Jadue, alcalde de Recoleta con excelente valoración pública. El Frente Amplio realizó primarias para definir a sus candidatos y Maite Orsini, abogada miembro de Revolución Democrática, logró la primera mayoría. La ex figura televisiva asoma como opción seria para pelearle los votos a Cariola, sin embargo gracias a los siete cupos que ofrece el sector ambas alternativas no serían excluyentes.

El distrito 10 es otro en el que el peso del Frente Amplio podría golpear al PC. Con las comunas de Santiago, Providencia, Ñuñoa, Macul, San Joaquín y La Granja, Giorgio Jackson tratará de mantener el cupo que ganó hace cuatro años, esta vez sin el respaldo de la Nueva Mayoría. Compitiendo contra la figura más importante del FA, el PC sabe que su carta en la zona no puede ser débil. Julia Urquieta, exsubsecretaria de Bachelet, Javiera Olivares, presidenta del Colegio de Periodistas y Javiera Reyes, exdirigenta de la FECh pelean uno o dos cupos para competir. Aún no hay consenso sobre quién irá en la papeleta, pero lo cierto es que la militancia se ha dividido en el apoyo hacia las precandidaturas.

Francisco Figueroa, de Izquirda Autónoma, es otro candidato frenteamplista por el distrito 10. El exdirigente de la FECh sostiene que el Partido Comunista ha sacrificado sus ideas de izquierda por permanecer en la Nueva Mayoría: “Hace tiempo que los votos no le pertenecen a los partidos tradicionales. Eso también le pasa al PC hoy. Están respaldando a Guillier, que es incluso menos progresista que Michelle Bachelet. El PC está siguiendo una línea de mantención en el gobierno a costa de su programa histórico. El FA empieza a representar esas aspiraciones. El Frente Amplio convoca apoyo de gente desconcertada de la izquierda tradicional, pero con eso no basta. En el Frente Amplio no podemos acomodarnos o no a la nueva mayoría”.

El distrito 13 ofrecería una pelea reñida. Con cinco cupos a disposición, el sector cuenta con las comunas de Lo Espejo, San Ramón, La Cisterna, San Miguel y Pedro Aguirre Cerda. Esta última tuvo una administración comunista liderada por Claudina Núñez durante ocho años y actualmente cuentan, además, con la representación del timonel del PC Guillermo Teillier en el Congreso. El peso de la centroizquierda es histórico y difícil de combatir, según consignan a la interna del recién constituido conglomerado. A pesar de eso, el escaño de Teillier parecería ser uno de los pocos que se pongan en duda para el PC. Parece ser que sería su propio conglomerado la competencia más fuerte para el mandamás del partido. Incluso se evalúa poner a la misma Javiera Reyes como su compañera de lista para potenciar sus posibilidades. El Frente Amplio intentará hacerse de un escaño pero las candidaturas del sector no parecen representar una verdadera amenaza para el oficialismo.

La presencia del Partido Comunista se ubica principalmente en zonas nortinas, por lo que su poder de disputa en zonas al sur de la capital se ve considerablemente disminuido. A pesar de eso han reconocido sus intenciones por continuar con el crecimiento de su bancada, por lo que aún existe la posibilidad de que presenten candidaturas competitivas en algún otro distrito.

En cuanto al Frente Amplio, serían el distrito 17 y el 20 en los que intentarían sumar un par de escaños más. En el 20 el bloque de izquierda intenta una apuesta fuerte. Félix González, presidente del Partido Ecologista ganó las primarias y cuenta con un fuerte apoyo ciudadano en la región del Biobío. A él se le sumará la candidatura de Cristián Cuevas, exmilitante del PC y actual miembro de Nueva Democracia, y de Camilo Riffo, de Movimiento Autonomista. Todas las cartas parecen competitivas y asoman con fuerza para lograr un sitio en el Congreso.

Finalmente se encuentra la candidatura que llevará Gabriel Boric en Magallanes. El actual diputado autonomista ha manifestado en diversas ocasiones que postulará por su región o no postulará. Sin embargo, sus posibilidades en el distrito 28 -que ofrece tres cupos- se ve amenazada y se ha evaluado la posibilidad de que asuma una carrera en otro distrito.

El Partido Comunista teme, más que por la presencia del Frente Amplio, por la posibilidad de ir en listas separadas dentro del conglomerado. Tanto desde el guillierismo como desde la DC no le han cerrado la puerta a la opción de ir en listas independientes. La inexistencia de primarias deja a la opción de listas separadas con ventaja. A pesar de eso son diversas las figuras oficialistas que han manifestado públicamente la intención de perseguir que exista una lista única. A pesar de eso, al interior de la colectividad insisten en que el objetivo sería lograr una bancada de diez diputados y reinaugurar su presencia en la Cámara Alta con al menos un senador.

Así se prepara la arena electoral para recibir las elecciones parlamentarias este fin de año. El voto voluntario y la emergencia del Frente Amplio son dos factores que dificultan el nivel de predicción, sin embargo distintos analistas políticos han asegurado una presencia de más de diez diputados para la nueva bancada.

Credito:Martín Espinoza – Diario UChile