publicidad-webypunto-300x250

Las modificaciones al sistema de pensiones, en las que trabaja el Gobierno hace más de siete meses, aún no logran cristalizar en una propuesta consensuada entre las distintas fuerzas políticas como lo solicitó expresamente la Presidenta de la República. Una situación que complica al Ejecutivo cuando han comenzado a tomar fuerza las voces al interior de la propia coalición que solicitan poner celeridad al envío de una reforma al modelo de las AFP.

Fue a principios de agosto del año pasado, luego de masivas marchas en contra del sistema de AFP, cuando la Presidenta Michelle Bachelet anunció, a través de una cadena nacional, un conjunto de medidas para mejorar el cuestionado modelo previsional.

Entre las propuestas estaba fortalecer el carácter solidario del sistema avanzando hacia un modelo mixto y tripartito a través del aumento de la tasa de cotización de 10 a 15% con cargo al empleador, lo que se pondría en marcha en un plazo de 10 años. Para ello, la Mandataria llamó a un gran acuerdo nacional donde participarían “trabajadores, empleadores, académicos, gremios y todos los sectores políticos”.

Lo cierto, es que a siete meses de aquel anuncio la discusión sobre eventuales cambios al sistema de capitalización individual que rige en la actualidad se encuentra entrampada, debido a la falta de acuerdo entre partidos oficialistas y opositores, incluso con diferencias dentro del propio Gobierno.

Por otro lado, desde los trabajadores y movimientos como No + AFP han acusado que no se les ha tomado en cuenta en este debate, incluso, luego de presentar una propuesta previsional elaborada en conjunto con académicos y ex integrantes de la Comisión Bravo.

En ese contexto, el pasado lunes los ministros de Hacienda y Trabajo se reunieron con representantes de los partidos, instancia en la que se les habría dado a conocer una propuesta preliminar.

En ella el Ejecutivo buscaría dividir el 5% de cotización adicional en donde un 2,5% iría a las cuentas individuales, que serían administradas por un ente diferente a las AFP, un 1% iría a un seguro de vejez intrageneracional, otro 1% iría a un aporte intergeneracional en el cual los trabajadores activos aportarían a las pensiones de los actuales jubilados.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el diputado DC integrante de la mesa de trabajo entre el Ejecutivo y los partidos, Fuad Chahin, si bien descartó que se les haya entregado “un borrador” de la propuesta, sí reconoció y valoró el componente solidario que se busca obtener a partir de la división del aquel 5%.

“No se nos entregó ningún borrador, por lo tanto yo no tengo ningún borrador en mi mano sobre ese tema. Sí se nos hizo una propuesta que de alguna forma lo que busca es incorporar un pilar solidario colectivo al actual sistema previsional que se encargue de administrar este 5% con cargo al empleador. A mí me parece que es una buena idea porque lo que hace es incorporar este pilar solidario colectivo”, dijo.

Además, el legislador falangista pidió agilizar los plazos respecto a una propuesta definitiva del Ejecutivo “me parece que de todas manera el Gobierno debiera tratar de resolverlo de aquí al mes de abril, a más tardar”, enfatizó.

Para el investigador de la Fundación Sol, Recaredo Gálvez, la propuesta inicial del Ejecutivo no implica cambios significativos por lo que no generará mejoras sustanciales en relación a las pensiones que existen hoy en día.

Gálvez hizo hincapié en la propuesta de la Coordinadora No + AFP, la que asegura, sí podría aumentar sustantivamente las jubilaciones. En relación a la negativa del Gobierno a abrirse a una opción de estas características, el investigador recordó que en la mayoría de los países existen sistemas similares al propuesto.

“El ministro Valdés en cierta medida lo que está diciendo es que el 95% de los países que tienen sistemas de reparto, son países que no han sabido hacer nada acerca de sus políticas de seguridad social. Entonces habría que ver la realidad comparada para observar que tan sólo 10 países en el mundo han dejado los sistemas de reparto activos como eje central de su sistema de pensiones”, apuntó.

Desde la vereda opuesta y a sólo días de abandonar su cargo como líder de los empresarios, Alerto Salas, presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), respaldó la postura de la Asociación de AFP.

“Los hechos empíricos, la realidad ha demostrado que el sector privado administra mejor que el Estado (…) el sector privado administra en forma muy eficiente estos fondos, lo ha demostrado, de toda la capitalización que tenemos en nuestro sistema, más del 70% corresponde a mayores ganancias del capital aportado, por lo tanto hay una prueba de más de 30 años de eficiencia en esto”, señaló.

Si bien los ministros de Hacienda y Trabajo se reúnen periódicamente con los representantes de las colectividades oficialistas y de oposición, la cita que sostendrían la próxima semana tendría especial relevancia, ya que en esa oportunidad se discutiría acerca de la entidad que administrará el 5% de cotización individual y que mantiene trancada la posibilidad de un acuerdo nacional como lo solicitó la mandataria.

Crédito: Montserrat Rollano – Diario UChile