publicidad-webypunto-300x250

Los cercanos al Senador saben que la única forma de ganar las elecciones es competirle a Piñera los votos del centro político. También leen que con los cambios en su equipo de campaña se da una señal a los partidos del bloque, evitando así tomar el camino del antipartidismo de la Presidenta Bachelet.

No todos en el bloque de Gobierno esperan la definición presidencial de la Democracia Cristiana. El senador y precandidato presidencial de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, presentó este jueves de manera oficial a los nuevos integrantes de su equipo de campaña, destacando por llevar nombres de distintos partidos del conglomerado.

Entre las personas que acompañarán desde ahora a Guillier se encuentran Osvaldo Rosales (ex PPD), Enrique Soler (PPD) y Karina Delfino (PS). El primero fue director de Relaciones Económicas Internacionales durante el gobierno de Ricardo Lagos; el segundo se desempeñaba como jefe del Departamento Económico de la embajada de Chile en Argentina; mientras que Karina Delfino es una de las vicepresidentas del PS y que apoyaba la candidatura de Ricardo Lagos.

“Fue algo inteligente”, relatan fuentes del Partido Socialista. La primera impresión al leer estos nombres es que con esto se integra al laguismo en el equipo del candidato. Pero fuentes de la Nueva Mayoría lo desmienten. Incluso, uno de los rostros laguista más visibles del PS, el senador Carlos Montes, indicó que no sabe si se sumará más tarde al equipo de Guillier, además, negó que Rosales haya sido cercano en el último tiempo al ex presidente Lagos.

“Él nunca estuvo con Ricardo Lagos, estaba con Guillier. Pero es una persona seria y que tiene una trayectoria bastante amplia en la reflexión sobre la economía y la conducción del país. Espero que lo haga muy bien. No sé quién va a hacer el equipo y en qué términos lo va a plantear, no estoy informado”, señaló Montes.

 Fuentes del Partido Socialista cuentan que el sector laguista en la colectividad aún está dolido por la dura caída de la candidatura del ex mandatario, por lo que no harán ningún movimiento a favor del senador que busca ir a La Moneda. La única forma, señalan, sería en el caso de que el mismo Guillier los convoque, integrando, por ejemplo, a un nombre como Máximo Pacheco, ex jefe de campaña de Lagos, lo que sí es un desafío para el abanderado del PR y el PS para convencer al centro político.

Formar este equipo era una obligación que debían cumplir, y como parte de esto, es que también se integró a Karina Delfino, pese a que era una de las personas que en el PS se cuadró con Lagos. Aunque desde el socialismo explican que al igual que en los otros casos, su participación no responde a un pacto con el laguismo, sino que a la simple razón de que ella es parte de la directiva del partido.

Por su parte, la ex dirigenta secundaria explicó cuáles serán las funciones que cumplirán con el resto del equipo: “Quedan varias tareas pendientes, que es ver la metodología para incorporar las distintas visiones en el programa presidencial. Vamos a preparar la metodología con este equipo, hay representantes del Partido Radical, socialistas e independientes para armar un programa de gobierno”.

El espaldarazo a las cúpulas

A lo que sí respondería el nombramiento es a un guiño a los partidos políticos. De esta forma, Guillier comienza a cumplir  con un vacío que la Nueva Mayoría siente al debe en el actual gobierno: A la presidenta Michelle Bachelet siempre se le ha criticado por su lejanía de con los partidos, de hecho, es sabido que es la parte que menos le gusta del trabajo. Desde la Nueva Mayoría señalaron a Diario a Universidad de Chile que conscientes de esto, la conformación del nuevo equipo es una señal a ellos y no al laguismo, pese a que el discurso de Guillier pone por delante su “independencia”.

La idea sería responder a quienes lo acusan de “aparecido” en política. De esta forma, dicen, se dejaría algo más tranquilos a los nombres que ven en el Senador a un político alejado de la actividad partidaria: Guillier estaría tratando de decir que en un eventual Gobierno él sí consideraría a los partidos para la toma de decisiones.

Por otra parte, el perfil de estos nuevos nombres aclara que el candidato busca ganar terreno en el centro político. Si bien tras sus palabras del pasado 21 de abril, cuando fue proclamado por el PS, iban en la línea de criticar a las empresas transnacionales, fuentes socialistas dicen que esto fue simplemente un error, porque el único camino para ganar las elecciones es compitiendo con Sebastián Piñera por los votos de centro, porque más a la izquierda: el análisis oficialista es que Beatriz Sánchez ya ganó ese espacio.

Finalmente, este sábado se realizará la Junta Nacional de la Democracia Cristiana y es bastante probable que se proclame a la senadora Carolina Goic para la primera vuelta presidencial. Pero para el confort de Guillier, la buena noticia es que, según indicaron fuentes de la DC, se aprobaría también un voto político que declare el apoyo a Alejandro Guillier.

Crédito: Maximiliano Alarcón – Diario UChile