Discúlpenme, señores lectores de este artículo, por la expresión de este encabezado, pero deseo expresar con franqueza y como ciudadano chileno que soy, que esa frase no es mía,  corresponde a un personaje de la política, del Señor  IVAN MOREIRA.

El dijo textualmente durante el año 1995, en un violento altercado sostenido con otro político, el Señor JORGE SCHAULSHON y tratando de defender al entonces AUGUSTO PINOCHET UGARTE diciendo textualmente lo siguiente. :   “QUIERO DECIRLES DERECHAMENTE COMO HOMBRE QUE SOY, QUE LA POLÍTICA CHILENA, ES UN MIERDA “   (declaración que se puede ver y escuchar en el siguiente link)

Hoy….cuando la controversia en el ámbito político sigue más vigente que nunca, entre los diferentes partidos y tendencias políticas,  la lucha por el poder está que arde,  y lo que dijo entonces el Señor Moreira hace ya veinte y dos años, sigue más real, actual y efectivo que nunca.   Los argumentos, planteamientos y discusiones ya sean  verdaderas,  no  distinguen en lo absoluto con lo falso, la violencia, igualmente la agresividad y los vehementes y apasionados discursos que muchas veces se contradicen,  en que personajes de la política chilena, diciéndolo en buen chileno, se sacan los trapitos al sol unos a otros, y a poco andar vemos a esos mismos individuos abrazados y dándose amistosamente la mano o llegando a acuerdos, pactos y estrategias ultra secretas.    En consecuencia en esta irrisoria realidad, efectivamente comprobamos que la “Política chilena, es una mierda”,  no hay a quien creer, no sabemos qué postura tomar.     Hechos y circunstancias que se observan en toda las redes de comunicación social, y cualquier ciudadano que desea el bienestar social y defender el bien común, se encuentra en la incertidumbre de qué camino tomar, entre tantísimas posturas aparentemente creíbles, pero a poco andar nos damos cuenta que lo que mueve a cada candidato es tan solo las ansias de poder y la ambición de hacerse rico a un menor esfuerzo, pues la codicia rompe el saco
Por lo mismo, y sin ser partidario de ninguna tendencia política, lo que todo chileno aspira, es poder vivir un mundo de paz, con mayor armonía y justicia económica y  social que nos permita subsistir y poder tener una vida más llevadera.
Es terrible es comprobar al punto que es capaz de llegar la ambición humana, tratando de convencer a los ciudadanos que lo blanco es negro, o viceversa, la noche es día, o el día es noche.
Aprovechando una vez más el uso del caballito de batalla, prometiendo nuevas leyes, planes y proyectos mejores salarios, educación gratuita, salud y beneficios de una vivienda digna, con promesas al pobre que nunca se cumplirán.  Así es la política ni más ni menos.


En consecuencia, en estos momentos que existe tanta discordia, disconformidad, e ideas antagónicas….la pregunta del millón será….  Qué camino seguir, cuál será el más correcto que permita llevar a nuestro país  a un progreso paulatino, sin mentiras ni falsas promesas, sin pensar en enriquecerse así mismo o a su larga parentela familiar o correligionarios, hambrientos de poder y riquezas, procurando de manera efectiva que por fin, DE UNA VEZ POR TODAS,  la política chilena no sea…. ¡una mierda!

Omar González Hurtado
Corresponsal Servicio Web