publicidad-webypunto-300x250

En entrevista con Diario y RadIo Universidad de Chile, el vocero del Movimiento No+AFP respondió a las declaraciones del gerente de la Asociación de AFP, Fernando Larraín, quien señaló que el masivo cambio al fondo E afectó el valor de los ahorros de los afiliados. Además, Mesina aseguró que es prudente “resguardarse en el fondo E hasta que acabemos con las AFP”.

Este sábado se conoció que 1,3 millones de personas se cambiaron de fondo de pensiones en 2016. El número récord en el sistema de pensiones superó a los 1,1 millones de afiliados que se cambiaron en 2015.

De la cifra correspondiente al periodo 2016, el 60 por ciento se cambió al fondo E, lo que supuso una entrada de 824 mil personas.

Estos resultados arrojan que los afiliados al sistema de AFP están prefiriendo fondos más conservadores en desmedro de los que representan más riesgos. En otras palabras, mientras más riesgo representó el fondo, mayores salidas tuvo durante el último periodo. Así, el fondo A perdió 265 mil afiliados, el fondo B 252 mil, y el fondo C cerca de 60 mil.

En tanto, los fondos que reportan mayor estabilidad tuvieron considerables aumentos de afiliados, logrando un incremento neto (que considera el número de personas que ingresó menos quiénes salieron) de 24 mil 180 en el caso del fondo D y 554 mil en el fondo E.

En entrevista con el diario El Mercurio, el gerente de la Asociación de AFP, Fernando Larraín, sostuvo que este fenómeno responde, en gran medida, al llamado realizado por el Movimiento No+AFP de cambiarse al fondo E. “Nosotros estamos por debatir y dialogar sobre las mejores reformas al sistema, pero creemos que quiénes hacen estos llamados, prescindiendo del valor del ahorro propiamente tal, tienen que hacerse cargo de sus actos”, señaló.

En respuesta a estas declaraciones, el vocero de No+AFP, Luis Mesina, aseguró a Radio y Diario Universidad de Chile que como movimiento se hacen absolutamente responsables de los llamados que han realizado a la población.

“Ellos, que nos cobran altísimas comisiones por especular en el mercado financiero mundial, nunca nos indican a los afiliados dónde hay que permanecer. Ellos debieran alertar a la gente cuando hay signos, más que suficientes, que señalan que un determinado fondo va a tener pérdidas. Ellos no lo hacen porque les interesa un rábano la suerte de los millones de afiliados en el sistema de AFP, porque en el fondo lo que buscan es seguir especulando con nuestros ahorros previsionales. Por lo tanto, cuando en El Mercurio el gerente desliza esta crítica a quiénes hemos hecho este llamado, lo que hace es seguir con la soberbia de no reconocer que la política nuestra ha sido la más acertada porque ha permitido que la gente pierda menos”, afirmó el dirigente.

“Derribar el mito de la especulación”

Otro aspecto señalado por Fernando Larraín a El Mercurio fue que en la última parte del año 2016 hubo una sensible baja en la rentabilidad de los fondos más conservadores “y quiénes hicieron caso de los llamados afectaron el valor de su ahorro”.

Sobre este asunto, Luis Mesina fue enfático: “Eso es mentira, que se haga cargo de sus palabras. Usan los medios de comunicación para mentir y el tiene que hacerse responsable como gerente general de una de las industrias más importantes del país. Que diga cuánto fue la rentabilidad de los fondos. El fondo E fue el único que rentó más que todos los demás, durante el 2016 fue el fondo de mayor rentabilidad y el fondo A tuvo pérdidas”.

“Lo que no quieren entender ellos es que aquí hay que derribar este mito de la especulación. Nosotros no estamos en la idea de ellos de que hay que estar observando cómo se comportan los fondos para cambiarse. Lo que hay que hacer es acabar con este sistema y transitar a un sistema de seguridad social, lo que no guarda ninguna relación con el riesgo, que es justamente uno de los pilares sobre los cuáles se funda este sistema de ahorro forzoso”, declaró Mesina.

Otro aspecto que ha sido destacado, es que la AFP Cuprum perdió más de 9 mil afiliados y en el caso de Provida la fuga alcanzó los 52 mil. Esta masiva pérdida de cotizantes se debe en gran medida también al llamado de No+ÁFP a abandonarlas.

“El año 2016 el fondo de mejor comportamiento fue el fondo E, el fondo A tuvo perdidas. Entonces mal podría adjudicársenos a nosotros algún grado de irresponsabilidad. Por el contrario, hemos sido lo más serios y vamos a seguir siéndolo en la medida en que logremos que la gente abandone Cuprum y Provida que son las dos AFP que se coludieron para generar una suerte de fraude irregular para estafar al Estado Chileno en más de 420 millones de dólares, cuestión que la gente también sabe y está haciéndoles pagar la cuenta dejando esas dos AFP en condiciones cada vez mucho más complejas”, señaló Mesina.

Finalmente, el vocero de No+AFP sostuvo que la fuga masiva del fondo A y del fondo B, los de más riesgo, es la prueba más contundente y concreta de que la gente le ha dado total credibilidad al movimiento porque siente que han realizado un llamado responsable que busca lo contrario a lo sostenido por los altos ejecutivos de las AFP.

“Aquí no se trata de jugar esta suerte de ruleta o casino, cambiándose permanentemente de fondo. Nosotros lo que hemos planteado es que hay que refugiarse en el fondo E, no moverse de ahí, para enfrentar de mejor forma la volatilidad del mercado financiero mundial que afecta justamente a los multifondos de mayor riesgo, de mayor exposición. La tendencia indica que en el mediano plazo, algunos señalan que dentro de los próximos 20 o 25 años, las rentabilidades no van a ser superiores al 2,5 por ciento. Por lo tanto, es totalmente prudente resguardarse en el fondo E hasta que no acabemos con las AFP, que es el objetivo fundamental”, concluyó Mesina.

Crédito: Victoria Viñals – Diario UChile