Luego de la asamblea nacional del ente gremial, la directiva manifestó el rechazo unánime al accionar del Gobierno en torno a “Admisión justa” y al poco avance que ha tenido el petitorio que sostienen desde abril pasado. De no ser cumplidas sus demandas, intensificarán las movilizaciones durante el 2019.
En medio del cuestionado proyecto de ley “Admisión justa”, la directiva del Colegio de Profesores, encabezada por Mario Aguilar, anunció las resoluciones de su asamblea nacional, que concluyeron con el rechazo unánime del actuar del Ejecutivo en materia educativa.

En conferencia de prensa, Aguilar sostuvo que en la asamblea se abordaron varios temas, que van desde la posible destitución del Ministro Chadwick hasta las manifestaciones feministas del 8 de marzo. Sin embargo, en la ocasión, hizo hincapié en la postura que han tomado como gremio frente a dos temas en particular: el ya mencionado proyecto de ley y los resultados de la mesa de negociación iniciada con el Ministerio de Educación en abril del año pasado.

Sobre el primer punto, el Magisterio se mostró enfático en señalar el rechazo total del proyecto que busca reponer la selección escolar, ya que, según las palabras del presidente del gremio, este “nunca estuvo pensado para favorecer a las familias chilenas”, por lo que realizarán todas las gestiones para que la iniciativa no se apruebe.

“Es un proyecto pensado para que los sostenedores elijan a las familias que ellos van a atender, por lo tanto, genera inmediato y absoluto rechazo de nuestra parte. Por lo mismo, la resolución establece el rechazo al proyecto en sí, y nosotros acordamos realizar todas las gestiones en el parlamento y todas las acciones de movilización para impedir que sea aprobado”.

Esta misma posición se mantuvo frente a los avances de la mesa de negociación que el Colegio entabló con el Ministerio de Educación hace ya diez meses.

La propuesta del Gobierno, de acuerdo a las resoluciones del encuentro nacional de los docentes, no habría significado avance alguno en el petitorio entregado durante el año pasado. Ante este escenario, Aguilar advirtió que, de no obtener respuesta a sus demandas, evaluarán el inicio de las movilizaciones.

“La asamblea nacional presentó insatisfacción por lo avanzado. Nos parece absolutamente insuficiente y resolvimos exigir al Ministerio que se acelere una respuesta a los puntos pendientes del petitorio. En caso de que ello no ocurra en estas semanas, desarrollaremos un plan de movilización ascendente a partir de marzo”.

El petitorio que entregó el Colegio de Profesores consta de 11 puntos, entre ellos, la solución a la deuda histórica del Estado, agobio y estabilidad laboral, y poner fin a la doble evaluación docente.

Crédito: Ricardo Verdugo S. – Diario UChile