Para Antonio Leal, actual miembro del directorio, el “ninguneo” a Jaime de Aguirre obedece a un ataque de la derecha para quedarse con el canal. Por otra parte, aseguró que el directivo si sabía las condiciones de su contrato, al contrario de lo que se ha dicho.

Sueldo de dieciocho millones de pesos, bonos por cumplimiento de metas de hasta cuatro veces su salario, viajes al extranjero en clase ejecutiva, y una indemnización en caso de que sea procedente. Estos son los beneficios del contrato de Jaime de Aguirre, actual director ejecutivo de TVN.

Todo esto se lee en un informe realizado por la Contraloría del canal y dado a conocer este martes por La Tercera. La indagatoria acusa irregularidades en los contratos a altos directivos y fue solicitada por Francisco Orrego, presidente del directorio.

A esto se suma otro dato relevante: De Aguirre fue nombrado en su puesto el 16 de diciembre del 2016, sin embargo, las condiciones acordadas solo se aprobaron por el Comité Económico el 28 de diciembre del 2016, lo que hace presumir que “no se informaron oportunamente al Comité Económico y al directorio todas las condiciones acordadas para la contratación del director ejecutivo”, como reza el informe.

Ante esto, Radio y Diario Universidad de Chile se comunicó con Antonio Leal, actual miembro del directorio de TVN y ex diputado por el PPD. Para él, todo el “ninguneo” que se le ha hecho a de Aguirre es producto de un ataque de la derecha para apoderarse de la estación pública, lo que no se entiende si se toma en cuenta –según Leal- que fue el ex subsecretario de telecomunicaciones de Sebastián Piñera, Jorge Atton, quien negoció el fichaje de Aguirre.

“Todo esto es un intento de la derecha para apoderarse del canal. A Jaime de Aguirre lo trajimos por unanimidad de todos los miembros del directorio, incluidos los miembros de Chile Vamos. Todo el contrato de Jaime de Aguirre se hizo en el directorio y se le encargó al Comité Económico, y el Comité Económico lo presidían ellos, lo presidía Jorge Atton, y fue precisamente él quien negoció la venida de Jaime de Aguirre”.

Antonio Leal dijo que todo el directivo sabía las condiciones del polémico contrato, sin embargo, no quedaron el acta. Esto, porque querían asegurarse el contar con sus servicios, ante los intentos de otros canales por fichar a Aguirre.

“Lo que pasa es que estos gallos inventaron esto porque en el informe de Atton se dice esto, pero no queda en el informe de acta, en acta quedan los 18 millones y otros, y no se colocó en acta porque justamente estábamos negociando con él y no queríamos que Canal 13 se enterara y le ofrecieran más y nos jodieran la negociación, cosa que es muy frecuente en los canales, ahí está el tema. Primero, Aguirre no tiene ninguna responsabilidad, y segundo, era imposible que los gallos de Chile Vamos visaran un contacto que no conocieran, eso es absolutamente imposible”.

Todo esto sucede en medio de una crisis económica que vive el canal estatal y que el Estado ha debido subsanar a través de cuantiosos fondos aprobados por el parlamento. Por lo mismo, el periodista de la estación, Santiago Pavlovic, escribió una carta a El Mercurio donde criticaba los sueldos “estratosféricos” de los directivos, salarios por sobre el propio presidente de la República.

Pese a las críticas, Antonio Leal defendió el sueldo de Jaime de Aguirre, indicando que durante el último tiempo ha fungido también como director de programación, y por lo demás –según Leal- son las sumas que se manejan en las estaciones televisivas chilenas.

Crédito: Camilo Villa J. – Diario UChile