El ministro de Educación, Gerardo Varela, reconoció que sus dichos sobre “hacer un bingo” para arreglar techos de colegios fue un “desafortunado ejemplo”, mientras que la oposición pide al Gobierno que aclare su postura frente a lo ocurrido.

El ministro Varela asumió que fueron desafortunadas sus palabras y pidió disculpas públicas por sus dichos.

“El Estado en esto no se la puede solo y por eso este desafortunado ejemplo lo di en un contexto de que se estaban celebrando los 10 años de Enseña Chile”, y agregó que “pido excusas por este mal ejemplo, pero no quisiera que eso evitara el análisis de fondo y es que el Estado no se la puede solo y es que la calidad de la educación depende de todos”. manifestó el titular de Educación.

Gonzalo Winter, miembro de la Comisión de la Educación de la Cámara Baja y diputado del Movimiento Autonomista criticó al ministro, asegurando que no está comprendiendo el rol de sostener la educación pública. “A él no le piden por el clientelismo, ven el Ministerio de Educación la representación del Estado de Chile, que es el encargo de sostener la educación pública. Si él ministro no entiende ese rol, no entiende que es lo público, si el ministro no sabe que está en una sociedad desigual, entonces no está en condiciones de ejercer el cargo”.

El ex canciller y presidente del PPD, Heraldo Muñoz, calificó los dichos de Varela como irresponsables. “El tiene una concepción de mercado por la educación, y la educación pública es un bien público, y él no ha asumido la responsabilidad que tiene el Estado frente a las secuelas, nos parece una irresponsabilidad”.

En medio de una conferencia en México por la cumbre de la Alianza del Pacífico, el presidente Piñera respondió ante las preguntas sobre esta polémica. “El ministro Varela ya aclaró y preciso sus dichos en Santiago”, y agregó que “uno puede compartir o no las formas, yo prefiero quedarme con el fondo. Y el fondo es muy simple, nuestro compromiso de hacer la gran revolución pendiente en materia de educación, que es mejorar la calidad de la educación de todos los niños y jóvenes chilenos y también de nuestros trabajadores “.

El ministro Varela abril pasado ya protagonizó otra polémica, cuando se mostró contrario a instalar dispensadores de preservativos en colegios, agregando que “sus hijos son unos campeones y necesitan más de tres”

Crédito: Rony Armijo – Diario UChile