publicidad-webypunto-300x250

Cancillería evaluaría establecer algún tipo de visa para regular el ingreso de haitianos al país. Desde la organización apuntaron a la urgente modificación de la Ley de Migraciones de 1976.

El aumento de la migración haitiana es una realidad en Chile. Las cifras entregadas por la Policía de Investigaciones (PDI) relativas al primer semestre de este año registran la llegada de más de 34 mil haitianos, principalmente, por motivos de trabajo. Esto último se constata con el aumento de casi el 400 por ciento en los envíos de remesas hacia Haití, alcanzando 36 mil millones de dólares en 2016, según informó La Tercera.

Pero su llegada está aparejada con las precarias condiciones de habitabilidad y de empleo que enfrentan muchos de ellos. Regular sus documentos tampoco ha sido un proceso fácil, según manifiestan las organizaciones de migrantes, lo que ha generado dificultades para obtener contratos de trabajo.

En medio de este contexto, durante estos días se conoció un oficio enviado por el canciller Heraldo Muñoz a la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, con fecha 15 de junio, que responde la petición de los parlamentarios de activar algún tipo de visa como requisito para el ingreso de haitianos.

El documento señala que en conjunto con el ministerio del Interior se ha evaluado “establecer algún tipo de visa para los haitianos que deseen visitar Chile por motivos de turismo”, lo que buscaría “ordenar el flujo de haitianos a nuestro país”.

Además, se apunta al trabajo paralelo con el gobierno de Haití para conformar una mesa binacional que estudiaría la firma de un “Memorándum de Entendimiento sobre Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes”.

Todo esto estaría en conocimiento del embajador de Haití en Chile, Rosny Smarth, quien según menciona Heraldo Muñoz en el documento, ha sido comprensivo con el planteamiento de este requisito de ingreso porque se trata de un fenómeno no registrado décadas atrás y, por ende, un desafío para la institucionalidad migratoria.

El canciller manifestó que para responder al principio de reciprocidad entre los estados también se les solicitarán requisitos a los chilenos que viajen a Haití.

El diputado del PPD e integrante de la comisión de Relaciones Exteriores, Jorge Tarud, sostuvo que esta fue una petición unánime y que buscaría frenar el ingreso de haitianos mientras el país no pueda garantizar sus derechos fundamentales.

El parlamentario dijo que “con este requisito se dará curso a un proceso natural que es revisar si las personas inmigrantes tienen o no antecedentes penales y varias otras situaciones”.

Además, recalcó que ante situaciones de negocios ilícitos que se han registrado “se haría urgente imponer una visa especial y después evaluar si se libera una vez que estos grupos organizados se terminen”.

Además agregó que “Chile necesita una ley migratoria conforme a lo que es el país hoy en la comunidad internacional, pero ciertamente que ese tipo de migración donde se está haciendo un verdadero negocio con los haitianos no nos parece. Entonces, bienvenida la migración, pero legal”.

“Las restricciones nunca son efectivas”

La vocera del Movimiento de Acción Migrante (Mam), Tatiana Albuja, rechazó este planteamiento porque, a su juicio, solo daría cuenta de la ineficiente Ley de Migración, instaurada en 1976 durante la dictadura, y que constantemente han solicitado modificar: “Esto no solucionaría nada, solo recrudecería las condiciones de irregularidad. Tampoco limitaría el ingreso de las personas, porque quizás serviría a un corto plazo pero de ninguna manera frenaría la migración a largo plazo”, señaló.

Además, la representante de la comunidad migrante señaló que con una restricción de este tipo se estaría lejos de solucionar el problema de la migración irregular.

Desde la organización han planteado que no se requieren más categorías de visas sino una lo suficientemente amplia que permita actividades lícitas, siempre con un enfoque de derechos humanos.

Tatiana Albuja detalló en qué consistiría el proceso de obtención de las visas consulares que evalúa establecer el Gobierno para los haitianos: “Las personas que están en el país de origen deben ir al consulado de Chile y ellos les dan la visa. Entonces, la carga burocrática que tendría el consulado que opera solo para fines administrativos sería mucho mayor. Los papeleos van a tener que ser muchos, lo que además implica un mayor presupuesto”.

Hace algunas semanas un grupo transversal de diputados conformaron la Bancada Migrante de la Cámara para conseguir la modificación de la Ley de Migración. La iniciativa fue presentada por el Servicio Jesuita a Migrantes y adhirieron varias organizaciones afines. Desde la Organización Sociocultural de Haitianos en Chile enfatizaron en contar con respaldo político para ingresar las modificaciones a esta legislación y así otorgar derechos y deberes a todos los extranjeros que radiquen en el país.

El tema ha sido visibilizado también en dos velatones convocadas en Plaza de Armas, donde se recordó a los extranjeros fallecidos durante estos últimos meses en condiciones de extrema vulnerabilidad.

Crédito: Natalia Figueroa – Diario UChile