Frente a la aprobación del proyecto el Peñón de Walmart en San Bernardo, la jefa comunal se ha manifestado muy molesta, ya que aseguró que su gobierno no ha puesto atención a que la iniciativa tiene serios vicios e irregularidades y comentó que los medios de comunicación han blindado a la empresa estadounidense para que no se sepa lo que enfrenta la comunidad.


Luego de que el Comité de Ministros aprobara el proyecto de la empresa estadounidense Walmart que busca instalar un centro de distribución en la zona El Peñón en la comuna de San Bernardo, los vecinos y la alcaldesa se han manifestado muy molestos con la situación.

La instalación del centro afectará seriamente a la zona, ya que aumentará de manera considerable el tráfico diario con la llegada de alrededor de mil camiones por jornada.

La alcaldesa de San Bernardo, Nora Cuevas (UDI) conversó con nuestro medio sobre la aprobación y las proyecciones de la instalación del proyecto, y se manifestó muy molesta con la decisión y con la forma de actuar que están teniendo las autoridades frente a esta situación.

Cuevas criticó la actitud que ha tenido el gobierno de Sebastián Piñera, acusando que su mandato es el culpable de esta aprobación al no poner atención a las denuncias. “No hemos tenido oídos. Si el gobierno pasado dijo claramente que era una actividad molesta, o sea de actividades nocivas para la gente, y después se cambia, ¿qué esperas tú? Yo soy parte de este gobierno, se supone, pero soy la alcaldesa de San Bernardo y ahí no me importa el color político ni el partido. Me da mucha pena que este, que es mi gobierno, no haya escuchado que este proceso está viciado”

La alcaldesa señaló que el Gobierno está dejando de lado la opinión de las personas y favoreciendo la inversión por sobre la gente. Frente a esto dijo que Sebastián Piñera debe reflexionar pues a largo plazo puede tener un alto costo.

Por otra parte, indicó que la aprobación es una burla hacia la comunidad y que el proyecto está lleno de vicios legales, ya que se emplazó en un lugar que el Plano Regulador no permitía. Sin embargo, el uso de suelo fue modificado para que de esta forma las instalaciones si fueran permitidas en el sector que la empresa desea.

“Nuestra molestia es cómo después de la inversión del Cerro Chena que hizo el Gobierno Regional hace unos años, donde nos invitan a tener más áreas verdes para lo comuna, a pocos metros nos instalan 50 hectáreas de cemento”, expresó la alcaldesa.

Respecto a la aprobación por parte del Comité de Ministros, comentó que las autoridades no están escuchando. “No ven lo que está pasando, no leyeron las aprensiones de la comunidad”.

En esa línea, agregó que los alcaldes y alcaldesas quedan con las manos atadas frente a situaciones de este tipo, pues las decisiones quedan en poderes superiores bajo la responsabilidad de personas que no conocen las necesidades y la situación de vida de los habitantes de cada comuna.

“Lo que pide uno con mucho respeto es que vengan a ver qué está pasando acá porque esto significa que el día de mañana, así como cambiaron el uso de suelo en un par de meses, cualquier empresa que tenga una actividad molesta o contaminante va a tener derecho, ya que se sentó un precedente con esta autorización para Walmart”, explicó.

Respecto al ofrecimiento de la empresa de crear más de 2 mil empleos para los habitantes de la zona, Cuevas dijo que, aunque espera que así sea, lo pone en duda, porque conoce cuál es el funcionamiento de este tipo de plantas y afirmó que el amplio uso de tecnología restringe la participación de trabajadores.

Además, criticó la actitud que ha tenido Walmart con la comunidad, pues afirmó que a través de una serie de promesas y regalos han intentado convencer a la comunidad. “La invitación que ellos hacen de un tremendo fondo concursable o de enganche con las juntas de vecinos, ofreciéndole implementos deportivos, eso nunca lo había visto, eso no es responsabilidad social, eso es comprarse a los vecinos para que no aleguen. Yo nunca había visto que una empresa llegara así a ofrecerle plata a la comunidad para callar la protesta por lo que va a ser el proyecto, por el problema que vamos a tener en un tiempo más”.

Por otra parte, criticó el rol que han tenido los medios de comunicación en el proceso de aprobación del centro de distribución, dando escasa cobertura a la situación. La alcaldesa atribuyó esto a la amplia inversión que hace esta empresa en los medios de comunicación a través de la publicidad, hecho que señaló les ha entregado la posibilidad de asegurar que no se cubra la situación que reclaman los habitantes de San Bernardo. “Vienen, pero después no sale nada en la televisión, hay un solo canal que nos ha trasmitido, entonces cuando habla de poder económico hablas de eso”.

Crédito: Andrea Bustos C. – Diario UChile