A solo 48 horas del episodio que dejó más de 50 menores de edad intoxicados, la comuna registró un nuevo episodio del que ya se están evaluando los gases contaminantes y su posible origen.

Más de 100 personas han resultado intoxicadas en Quintero y Puchuncaví por una nueva nube tóxica presente en la zona, la emergencia incluso obligó a instalar un hospital de campaña que ya está en funcionamiento para atender a nuevos pacientes afectados por los gases contaminantes.

El episodio comenzó en horas de la mañana con síntomas de intoxicación en algunos establecimientos educacionales de ambas comunas, lo que obligó a suspender las clases para que tanto alumnos como docentes pudieran ir a sus casas y así evitar nuevos afectados. Hace pocos minutos se confirmó que la suspensión se extenderá también a mañana viernes.

Hasta las 15 horas el número de intoxicados llegaba a 109, 26 niños y 83 adultos, quienes presentaron náuseas y mareos debido a la inhalación de diversos tóxicos presentes en la zona. Además, algunos pacientes fueron trasladados al hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar debido a que presentaban síntomas de mayor gravedad.

Ante este hecho el alcalde de Quintero, Mauricio Carrasco, se manifestó muy molesto e indicó que esto es un tema que se arrastra hace muchos años y que no se debe permitir que la comuna se siga exponiendo a este tipo de emergencias cuando se podrían concretar soluciones.

El edil también comentó que entiende la preocupación que se ha generado en la zona, sobre todo en los padres que han visto a sus hijos con síntomas de intoxicación, por lo que afirmó que “esto no lo vamos a aceptar más, no vamos a parar hasta tener resultados”.

En la comuna de Quintero se han realizado varias manifestaciones ciudadanas durante los últimos días para reclamar que las autoridades tomen medidas para enfrentar la contaminación de la zona.

Según información entregada por la Oficina Nacional de Emergencia ya se detectaron algunos componentes de la nube tóxica, los que corresponderían a Nitrobenceno, Cloroformo de Metilo y Tolueno. Estos datos también fueron entregados por el seremi de Salud de Valparaíso, Francisco Álvarez, quien dijo que continúan los monitoreos en la zona para poder identificar otros compuestos y corroborar si existe o no presencia de óxido de azufre. Además, se está revisando una extraña sustancia amarilla que se presentó también durante la mañana en los suelos de la zona.

Tras en una reunión del Comité de Operaciones de Emergencia de la región se determinó decretar alerta amarilla para Quintero y Puchuncaví ante lo que denominaron una emergencia sanitaria- ambiental.

El senador por la zona, Francisco Chahuán, quien participó del Comité, expresó a través de su cuenta de Twitter que se están tomando todas las medidas para solucionar lo antes posible la situación, y que, además, ya se confirmó la presencia de bencenos provenientes de hidrocarburos en el aire, por lo que no se descarta el cierre de los procesos productivos asociados a estas emisiones.

Marta Aravena, dirigenta de la Agrupación Mujeres en zonas de sacrificio, comentó que si se llegó a esta situación es por la “irresponsabilidad de las autoridades”, quienes ignoraron las señales previas de que esto podría ocurrir, pues no es la primera vez que se presentan este tipo sucesos en el sector.

Además, señaló que, si bien después del incidente del pasado martes se dispuso de equipos para realizar mediciones más rápidas y exactas, esto llegó demasiado tarde ya que si se hubiese contado con las herramientas a tiempo se podría haber prevenido esta grave intoxicación.

Por su parte, el presidente Sebastián Piñera, que se encontraba de visita en Valparaíso, se refirió a esta situación y dijo que “lo que ha pasado es un accidente más en una larga fila de accidentes que no pueden continuar”. Además, aseguró que tomarán medidas efectivas y rápidas para terminar con estos problemas.

Crédito: Andrea Bustos C. – Diario UChile

 




No tags for this post.