publicidad-webypunto-300x250

Salvo Ramón Farias, todos los diputados de la Nueva Mayoría rechazaron o se abstuvieron de votar el informe de la Comisión Sename II. El parlamentario PPD acusó a sus compañeros de coalición de ceder al “lobby del Gobierno” y cambiar su votación a costa del bien superior de los niños.

Este martes, la Cámara de Diputados rechazó el informe de la comisióninvestigadora del Sename, el cual acusaba a la ex ministra de Justicia Javiera Blanco de “negligencia inexcusable” en el manejo de la crisis del organismo. Por 47 votos en contra y 36 a favor, los parlamentaros decidieron desechar el documento que criticaba duramente el actuar de la actual miembro del Consejo de Defensa del Estado.

Las alarmas se encendieron el mismo día en que la Comisión investigadora aprobó el texto. En la ocasión, el independiente René Saffirio adelantó su molestia, toda vez que no se incluian responsabilidades políticas aún mayores que las de la propia Javiera Blanco.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el diputado advirtió entonces que en el documento no se daba cuenta de “las aberraciones” ocurridas al interior de los centros del Sename, apuntando, por el contrario, a defender a las autoridades de Gobierno involucradas en el desarrollo de la institución como Blanco y la ex directora de Sename Marcela Labraña (ambas cercanas a la DC), también denunció que el informe cuidaba el negocio de los entes privados que colaboran para la red. Para el parlamentario, el Gobierno estaba ejerciendo un “bloqueo” para salvar a sus colaboradores.

En paralelo a las acusaciones de Saffirio, el Gobierno empezaba a mover sus piezas para que los diputados rechazaran las conclusiones. La jugada incluía revertir la posición de los militantes de la Nueva Mayoría que el 14 de junio habían votado a favor de condenar políticamente el rol de Javiera Blanco. La primera en hablar fue Paula Narváez, la ministra reveló que no compartían las conclusiones “porque son tremendamente injustas”. La defensa a la ex ministra era a viva voz: “No nos parece que recaiga en una persona, en la figura de Javiera Blanco, la responsabilidad de lo que ha sucedido hace muchos años con niños y niñas vinculados al Sename”.

16 días después la apuesta del Gobierno daba resultado

El polémico rechazo

Por 36 votos a favor, 47 en contra y 13 abstenciones fue rechazado en la Sala de la Cámara de Diputados, el informe final que evacuó la ‘Comisión Investigadora Sename II’, el cual contemplaba más de 64 propuestas y una amplia cantidad de conclusiones, entre las que se incluían la asignación de responsabilidades políticas y administrativas, así como duras apreciaciones en torno al rol ejercido por el Estado y a diversas instituciones, públicas y privadas.

Con la salvedad del voto a favor del Diputado Ramón Farías (PPD) -quien era miembro de la Comisión-, la Nueva Mayoría votó en bloque por rechazar el informe tras la presión y lobby que realizó La Moneda de modo de evitar las eventuales responsabilidades políticas que este exigía, entre las que se encontraba la responsabilidad por “negligencia inexcusable” (según sentenciaba el informe) de la ex Ministra de Justicia y recién asumida consejera del Consejo de Defensa del Estado (CDE), Javiera Blanco (DC). Por su parte la Diputada Camila Vallejo (PC) quien también integró la Comisión Investigadora del Sename II y que había votado a favor del informe en la misma instancia, hoy cambió su decisión y se abstuvo en la votación, sumándose de paso a los votos en contra que finalmente rechazaron el informe.

Así fue la votación en Sala

No solo Vallejo votó en contra, Claudio Arriagada (DC), Maya Fernández (PS), Marcela Hernando (PRSD), Ricardo Rincón (DC) y Luis Rocafull (PS), miembros de la instancia investigadora, también rechazaron el documento que ellos mismos elaboraron, aunque en la crítica contra Blanco, solo la comunista había dado apoyo.

El comportamiento del bloque oficialista motivó que parlamentarios denunciaran presiones de parte del Gobierno para evitar responsabilizar a la actual consejera del Consejo de Defensa del Estado.

De hecho, el propio presidente de la comisión investigadora, Ramón Farías -quien en su alocución durante el debate en la sala defendió visiblemente emocionado el trabajo de la instancia parlamentaria-, una vez consumado el rechazo, criticó fuertemente a sus compañeros que en la comisión habían votado a favor del informe y, ahora, lo rechazaron, acusando presiones desde el Ejecutivo para obviar las responsabilidades políticas, en particular la de la ex ministra Javiera Blanco, quien saliera de la cartera de Justicia en medio del escándalo y posteriormente fuera nombrada -en febrero pasado- directamente por la presidenta Bachelet como consejera del CDE, hecho que generó transversales críticas y que fue leído como un “blindaje” debido a su cercanía y lealtad con la mandataria. De este modo, si se hubiese aprobado tal cual fue evacuado el informe, generaría un problema directo a la Presidenta y su relación con Blanco.

Farias instaló la duda:”Me extraña mucho, y me gustaría que le preguntaran a cada uno de los diputados de la comisión que votaron a favor mayoritariamente el informe que lo hayan votado en contra. El por qué lo votaron en contra, cuáles fueron las presiones, qué les ofrecieron, qué les dijeron que les iban a quitar”.

El diputado también reflexionó por la situación en la que quedan los miles de niños que hoy viven vulneración de derechos en Sename: “El problema es que en esto son los niños los que pierden, porque al no haber informe, al no haber propuesta no pasa nada, todo queda igual. Los mil 313 niños quedan igual, Lissette Villa queda igual, salvo la investigación que el juez y el fiscal. Hoy día pierden nuestros niños y yo estos muy triste por eso, estoy muy triste porque mis compañeros, mis colegas, mis amigos votaron en contra de los niños del Sename, los dejaron solos”.

René Saffirio reiteró sus críticas al informe: “Hoy se le había dado la espalda a los niños del Sename, no habrá responsabilidades políticas por 1313 muertes, todo para protegerse entre ellos, importó más la orden de partido y del Gobierno que los niños más vulnerables a los que hoy le hemos fallados, esto es vergonzoso y triste, más de un año de trabajo que hoy queda en nada al rechazarse el informe solo por salvar a los protegidos de siempre”.

En tanto la Diputada Claudia Nogueira (UDI), también integrante de la Comisión,apuntó sus dardos al Gobierno y también a la Diputada Vallejo, señalando que “aquí vimos un show, gente que dijo importarle los niños, pero al final solo le importó lo que mandaba su partido, quedando impune lo ocurrido y desechando las propuesta que trabajamos por casi un año”.

El diputado de Renovación Nacional Nicolás Monckeberg, al igual que el diputado Farías, acusó que el Gobierno influyó para que algunos diputados oficialistas revirtieran su voto inicial de aprobación para ahora rechazarlo, como una forma de encubrir, a su juicio, la responsabilidad política que recae sobre autoridades ligadas a la Nueva Mayoría.

El parlamentario rechazó a La Moneda por estar “más preocupado de esconder su propia responsabilidad”, que del Sename: “El mismo informe lo votan en dos semanas en forma distinta, eso es poco serio con los niños, eso demuestra por qué los niños del Sename no han sido prioridad en los últimos cuatro años”.

La comisión Investigadora Sename II fue conformada en mayo del 2016 y durante su trabajo logró, tras permanente insistencia y presentaciones de oficio al organismo, el reconocimiento por parte del Servicio (dependiente del Ministerio de Justicia) de la muerte de 1313 niños, niñas y adolescentes a cargo del Estado entre los años 2005 y 2016.

Crédito: Gonzalo Castillo – Diario UChile








No tags for this post.