El operativo se realizó en las oficinas de los obispados de Temuco y Villarrica, y fue liderado por el fiscal jefe de la Unidad de Abusos Sexuales, Roberto Garrido, junto al persecutor, ítalo Ortega,

Según confirmaron desde el Ministerio Público, la información requerida había sido solicitada a ambos obispados con anterioridad, no obstante, estos no respondieron.

Por esta razón, las diligencias se realizaron en virtud de una orden y registro emanada de la justicia, la cual autoriza a incautar material que podrá ser ocupado como prueba en la investigación que lleva adelante la Fiscalía en contra de 5 religiosos.

El 18 de junio el Obispado de Temuco informó de las sanciones en contra de los religiosos Pablo Isler, Juan Carlos Mercado y Josébastíam todos por abuso sxual contra menores, mientras que en el Obispado de Villarica se inició una investigación en contra del sacerdote Belisario Valdebenito por las mismas razones.

Crédito: Rony Armijo – Diario UChile