publicidad-webypunto-300x250

Desde el PPD se ratificó el pacto parlamentario con el PS, PC y Partido Radical, y se reiteró el llamado a la falange a llegar a un acuerdo en materia de Cores, así como un “pacto de gobernabilidad”. Por otro lado, la participación de la DC en los cargos e instancias de gobierno generan cada día más suspicacias.

Queda menos de un mes para que venza el plazo de inscripción de las candidaturas y listas parlamentarias. En cuatro de los partidos del oficialismo ya resolvieron competir con una lista única que no incluirá ni a la Democracia Cristiana ni al MAS, mientras que se está a la espera de lo que señale la Izquierda Ciudadana.

Sin embargo, aún resta resolver qué ocurrirá con los consejeros regionales, algo que, junto a un acuerdo de apoyo en segunda vuelta podría mantener la unidad del pacto oficialista.

En ese marco, este sábado se desarrolló el Consejo Nacional del PPD, instancia en donde se ratificó el pacto parlamentario con el PS, PC y Partido Radical, y se reiteró el llamado a la falange a llegar a un acuerdo en materia de Cores, así como un “pacto de gobernabilidad”.

Así lo expresó el líder de esa colectividad Gonzalo Navarrete quien explicó que en el caso de los consejeros regionales, el acuerdo en el que se trabaja es en el de dos listas unificadas.

En tanto desde la DC optaron por ir en una lista parlamentaria con la IC y el MAS, mientras que en materia de Cores, el partido acordó delegar la negociación en el consejo, aunque se pidió privilegiar un acuerdo con el PS y el PPD.

Otra de las alternativas que se barajaban desde la falange, era buscar un acuerdo con fuerzas políticas externas a la Nueva Mayoría, con partidos como Ciudadanos y el PRO, colectividad que desde hace varios meses ha buscado un acuerdo con la coalición oficialista.

Este sábado, en el contexto del Consejo General del Partido Progresista, el líder del PRO y candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami manifestó que el partido “pone a disposición toda su capacidad y coraje para construir una gran lista parlamentaria”.

Mientras, su presidente Camilo Lagos, reiteró el  llamado a la unidad de la centro izquierda de cara a las elecciones presidenciales y responsabilizó al PS y el Partido Radical por el fracaso de estas conversaciones: “Son quienes más freno han tenido a un posible acuerdo amplio de todas las fuerzas progresistas y de centroizquierda” afirmó.

Durante esta semana se espera que concluyan las conversaciones en el oficialismo en materia parlamentaria, en donde los “nudos” de las negociaciones están puestos en algunas regiones como Atacama y Biobío.

Quiebre entre la DC y la NM podría complicar negociación de Cores

“Es un problema de responsabilidad política que la Nueva Mayoría se mantenga como coalición de Gobierno” sostuvo el ministro del Interior y militante DC Mario Fernández durante la Junta Nacional de su partido el pasado sábado.

Horas antes, la candidata presidencial de la Falange, Carolina Goic, había dado por terminada la relación de esa colectividad con el resto del bloque oficialista: “la DC evidentemente ya está fuera de la Nueva Mayoría”, sostuvo la abanderada.

Declaraciones que ponen incertidumbre al futuro de la DC en la coalición, así como su relación con el Ejecutivo. Para el diputado del PPD, Guillermo Ceroni, hay una inconsecuencia por parte de la Democracia Cristiana: “no se entiende que mantenga ministros y que tenga subsecretarios dentro del Gobierno en circunstancias en que está en una posición de lejanía con la Nueva Mayoría”.

Mientras, la diputada y jefa de bancada del Partido Comunista, Camila Vallejo expresó su voluntad para proyectar y dar continuidad a las reformas del Gobierno, para lo cual la Democracia Cristiana “tiene las puertas abiertas”.



Diferentes posturas al interior de la coalición en un contexto de quiebre de la Nueva Mayoría, en donde la decisión que tome la –hasta ahora- candidata de la Falange, Carolina Goic podría ser fundamental para una eventual proyección de la alianza entre ese partido y las fuerzas de centro izquierda que respaldan a Alejandro Guillier.

Mientras está en duda la participación del partido encabezado por Matías Walker en las instancias de Gobierno como los comités políticos, o las habituales reuniones para coordinar la agenda legislativa.

Crédito: Montserrat Rollano – Diario UChile