Mientras en La Moneda optaron por un acto sin partidos políticos oficialistas, la oposición se reunió en el ex Congreso Nacional para conmemorar los 45 años del golpe de Estado. En la actividad hubo un amplio rechazo a las expresiones del Presidente Sebastián Piñera, quien aseveró en su discurso que la democracia no terminó de muerte súbita y que venía gravemente enferma.

Este 11 de septiembre, la mayoría de los partidos políticos de oposición se reunieron en el ex Congreso para recordar aquel martes de 1973.

Muchos de los dirigentes presentes pasaron antes por la puerta de Morandé 80. Las delegaciones de partidos como el socialista, PPD y el Partido Comunista se detuvieron y dejaron ofrendas florales en el lugar por donde fueron retirados los restos del Presidente Salvador Allende después del bombardeo a la casa de Gobierno. Posteriormente realizaron un homenaje frente a la estatua del extinto mandatario.

En la actividad realizada en el ex Congreso Nacional hubo discursos por parte del presidente del Senado, Carlos Montes, y de la presidenta de la Cámara Baja y nieta de Salvador Allende, Maya Fernández. Los representantes del Parlamento insistieron en que el quiebre democrático, la persecución, la tortura y la desaparición, no tienen contexto alguno que valga.

De la misma forma se refirió la diputada del Partido Comunista, Carmen Hertz, promotora de la acusación constitucional en contra de tres jueces de la Corte Suprema por otorgar libertades a condenados por crímenes de lesa humanidad, quien, durante su discurso en el salón central del ex Congreso, validó el libelo acusatorio.

El que también aprobó la acción parlamentaria fue el diputado del Frente Amplio Miguel Crispi. El legislador también se expresó de la misma forma durante su oratoria en el acto de la oposición y pidió unidad a sus pares para votarla favorablemente en el pleno de la Cámara Baja.

En la ocasión también estuvo presente Isabel Allende, hija del fallecido Presidente. La senadora socialista rechazó las palabras del mandatario Sebastián Piñera, quien indicó que la democracia no terminó por muerte súbita, sino que venía enferma desde hace Mucho Tiempo.

Isabel Allende, además, contrastó el acto reducido en La Moneda con el que hizo la oposición.

“Lamentablemente la gente está tratando de utilizar un contexto, que en realidad es relativizar los derechos humanos. No entienden que son universales y que nunca, jamás, podrá existir justificación por haber roto la democracia, por haber asesinado, torturado, ejecutado, más otras tantas cosas crueles que ocurrieron. Por lo tanto, se equivocan profundamente, y la mejor respuesta es lo que aquí ha ocurrido, mientras allá entre cuatro paredes hay una escasísima asistencia, aquí la gente llegó”, afirmó.

Entre las oradoras del acto de la oposición estuvo la ex senadora de la Democracia Cristiana, Carmen Frei, quien -recordemos- ha liderado la lucha por justicia por la muerte de su padre, Eduardo Frei Montalva.

La ex parlamentaria insistió en que aún existe mucha información oculta en pactos de silencio, además calificó las palabras del Presidente Piñera como desafortunadas y lamentables.

“Lo estamos viendo día a día, se mantienen los pactos de silencio, el Ejército no entrega toda la información que debiera dar a conocer, y como lo he dicho muchas veces, los que están en Punta Peuco saben mucho más de lo que han dicho. Si queremos verdad y justicia, si ellos piden perdón, que digan también qué pasó y ayuden a aliviar esta carga que llevan muchas familias muy dolorosamente”, argumentó.

Al igual que la ex senadora Carmen Frei, también fue criticó en sus declaraciones el diputado y presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier.

“Me parece que es una posición un poco oscura, no clara sobre el tema de los derechos humanos y por qué se produjo el quebrantamiento institucional. Yo creo que él, en sus palabras, está responsabilizando a quienes fueron víctimas de los atropellos, de haber sido los causantes de las atrocidades y eso no lo vamos a permitir”, subrayó.

Todo esto mientras en la estatua de Salvador Allende continuaban los homenajes de organizaciones políticas, sociales y culturales.

Crédito: Rodrigo Fuentes – Diario UChile