Los países restantes que integran las negociaciones que integran el Acuerdo Transpacífico, luego de la salida de Estados Unidos, aprovecharán que se encuentran reunidos en el marco de la APEC en Vietnam para avanzar en las negociaciones de este tratado de libre comercio, situación por la que distintas organizaciones sociales de América Latina han hecho un llamado a estar atentos frente al resurgimiento de un pacto que consideran perjudicial para nuestros países.

TPP 11 es el nombre con el cual los países restantes del Acuerdo Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés), luego del retiro de Estados Unidos, intentan reflotar este tratado, y que este viernes se reunirán en el marco de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) en Vientam, para avanzar en las tratativas.
La idea de los presidentes y cancilleres de los países integrantes del acuerdo es analizar los ajustes que sean necesarios realizar al documento y fijar plazos para la firma de un nuevo acuerdo. De hecho, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, señaló escuetamente que al final de la APEC “habrá algún tipo de anuncio” sobre el TPP.
Desde la Coordinadora México Mejor sin TLCs, su vocero Enrique Pérez, señaló que si bien consideran que el TPP quedó prácticamente desahuciado luego de la salida de Estados Unidos decretada por Donald Trump, el afán del gobierno de Enrique Peña Nieto, así como el de Chile, es priorizar el resurgimiento del pacto.
Más aún en el caso del Ejecutivo mexicano que espera que el TPP 11 sea el sustituto ideal para un eventual retiro de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el TLCAN, señaló Pérez.
“Era de esperarse que México va a seguir insistiendo en la firma del TPP, y más aún ante el riesgo que existe de que Estados Unidos se salga del TLCAN. Ahora estas negociaciones, la próxima semana será la quinta ronda de negociación respecto del TLCAN, entonces el gobierno mexicano está urgido, ante la crisis interna que tenemos, de dar certidumbre a los mercados porque ellos son modernos y quieren una economía liberada, y que México esté en pos avanzar y progresar”.
Enrique Pérez reiteró la crítica al secretismo con el cual se han llevado las negociaciones del TPP, tanto las realizadas antes de la salida de Estados Unidos del acuerdo, así como las que actualmente se han concretado entre los once países miembros restantes del tratado.
“Hasta antes de que Donald Trump sacara a Estados Unidos del TPP, el gobierno mexicano apostaba todas las baterías, simulaba consultas a la sociedad civil, pero sabemos que a quienes solamente les consultaba era a las grandes empresas, a sus amigos y al final al gobierno mexicano no le quedó más que resignarse que Estados Unidos se saliera del TPP”.
Enrique Daza, vocero del Observatorio TLC de Colombia, fue más cauto y escéptico respecto de un posible resurgimiento del TPP, ya que desde su punto de vista la ausencia de Estados Unidos, así como la de China en el acuerdo, disminuye los incentivos para algunos de los países que conformarían la nueva área de libre comercio para integrarse al pacto.
“Al retirarse Estados Unidos, el TPP quedó sin brújula y sin norte, y están tratando de reflotarlo artificialmente sin que haya incentivos claros para aquellos que inicialmente se involucraron. Todavía no se puede dar como un hecho el reflotamiento del TPP. Además de eso está el creciente papel de China, quien había sido aislada del TPP y el último Congreso del Partido Comunista mostró nuevamente el vigor de la influencia china a nivel mundial y en particular en Asia”.


Cabe recordar que el TPP 11 está formado por Chile, Australia, Brunei, Canadá, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Vietnam y México, todos ellos integrantes también de la APEC, foro que concluirá este sábado en la ciudad vietnamita de Da Nang.

Crédito: Gonzalo Castillo – Diario UChile