En su llegada a Playa Lobito, en Iquique, el Sumo Pontífice se refirió brevemente al cuestionado obispo de Osorno.

El Papa Francisco hizo este jueves una pública defensa del obispo de Osorno, Juan Barros, y consideró que las acusaciones en su contra son una “calumnia”.

“El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, ahí voy a hablar. No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia”, dijo el Sumo Pontífice, en un breve diálogo con Radio Biobío.

Las declaraciones las hizo al llegar a playa Lobito, en Iquique, donde esta mañana encabeza una misa que será su última actividad en Chile, antes de embarcarse hacia Lima.

De esta manera, el Papa Francisco se refirió al caso por primera vez luego de días de una fuerte controversia, debido a la participación que el obispo Barros ha tenido en las diferentes actividades realizadas esta semana en Santiago, Temuco e Iquique.

El obispo Juan Barros ha sido fuertemente cuestionado por víctimas de abuso del sacerdote Fernando Karadima, quienes lo acusan de encubrir los hechos.

Crédito: Diario UChile

 




No tags for this post.