Las tres víctimas de Fernando Karadima habrían recibido la invitación papal luego que Francisco I revisara el informe elaborado por el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, enviado a Chile examinar las denuncias contra el obispo Juan Barros.

En un acto de desagravio, el Papa Francisco invitó al Vaticano a las tres víctimas de Fernando Karadima, James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, en el marco de una reunión “fraternal (…) y con el solo objetivo de hacer resplandecer la verdad en nuestras vidas” , según expresa en la carta que dio a conocer hoy en Conferencia de Prensa el Presidente de la Conferencia
Episcopal de Chile, Monseñor Santiago Silva.

El Sumo Pontífice expresó en la misiva su impacto por las revelaciones contenidas en el informe elaborado por monseñor Charles Scicluna. El arzobispo de Malta visitó nuestro país mandatado a redactar un documento dando cuenta de la situación de los abusos sexuales de la iglesia católica en nuestro país, específicamente en el caso del sacerdote de El Bosque y del presunto encubrimiento del hoy obispo de Osorno, Juan Barros.

En el documento el Pontífice pide perdón por los errores en la valoración y percepción de la situación y “especialmente por la falta de información veraz y equilibrada”.

La carta de Francisco I fue dada a conocer en medio de la la Asamblea Plenaria, en la que las máximas autoridades de la iglesia local se encuentran reunidas en Punta de Tralca. Esta junta se extenderá hasta el fin de esta semana y en la que los temas de abuso sexual han tomado rol protagónico luego de las instrucciones de la máxima autoridad de la Iglesia Católica.

Crédito: Diario Uchile