Trabajadores independientes evidenciaron su descontento por un doble pago sumado a sus cotizaciones anteriores. El diputado demócrata-cristiano y presidente de la comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara, Raúl Soto, señaló que fue el Ejecutivo quien no dio cuenta de esta situación.

La Operación Renta 2019 trajo consigo la novedad de que, a diferencia de los años anteriores, no ofrece la alternativa de renunciar a la cotización. Junto con ésta, develó una situación que muchos ignoraban antes de llegar al punto de realizar la declaración correspondiente al año recién pasado. Sorprendidos, miles de trabajadores independientes vieron cómo, pese a que estaban afiliados y ya habían pagado sus cotizaciones en 2018, en esta operación el Servicio de Impuestos Internos (SII) los obligaba a pagar nuevamente, descontando un siete por ciento para entregárselo a las isapres.

Rápidamente la denuncia se masificó y el descontento en la ciudadanía se hizo sentir en las redes sociales, en donde acusaban al Gobierno de un nuevo “golazo” que favorecía a instituciones privadas por sobre las y los trabajadores.

La situación generó incluso reacciones en el Gobierno, desde donde la subsecretaria de Previsión Social, María José Zaldivar, debió salir al paso de las críticas y responder las interrogantes. “Aquí no hay golazos”, dijo la subsecretaria, quien además agregó que “aquí no hay letra chica” y que esto se hizo “para evitar que se destinaran estos recursos a pagar la deuda 2018 y no tuviesen ninguna cobertura”.

Maria Jose Zaldivar, subsecretaria de Previsión Social.

Sin embargo, desde la oposición, el diputado de la Democracia Cristiana y presidente de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara, Raúl Soto, señaló que la ley que se discutió en la instancia que preside es clara y que fue el Ejecutivo quien “disfrazó” esta situación en el trámite legislativo.

“La ley lo plantea así. Eso fue establecido expresamente y está en el trámite legislativo fundamentado de esa manera por el Ejecutivo. Fue planteado en la ley así, que iba a regir como una cotización por adelantado y que iba a regir hacia el futuro. Entonces es una situación que, la verdad, se disfrazó como una condonación pero en los efectos prácticos y negativos son bastante más evidentes y nocivos que lo que se pretendió cubrir a través de esa situación”, argumentó el presidente de la comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara Baja.

Una situación diametralmente opuesta es la que denunció el diputado del Partido Radical e integrante de la comisión de Hacienda de la Cámara, Pepe Auth, quien señaló que la “letra chica” no existe y que, a diferencia de lo que plantea el diputado Soto, es el Servicio de Impuestos Internos el verdadero responsable de esta situación.

“La ley es clarísima, nosotros fuimos a revisarla por si había alguna interpretación posible o que pudiera servir para anticipar recursos a las isapres, pero no hay nada en la ley que lo permita. En consecuencia, Servicio de Impuestos Internos debe enmendar la situación y devolver los recursos a las personas”, aseguró el diputado, quien además señaló que había oficiado al SII para que se manifestara frente a este problema.

Diputado del Partido Radical, Pepe Auth.

Por su parte, la senadora demócrata-cristiana, Ximena Rincón, pidió al Gobierno mejorar los canales de información sobre los cambios propuestos para los trabajadores independientes, señalando que no hay tales dobles cotizaciones.

“Desinformación por un lado, y no claridad por el otro, de los contribuyentes de este año que van a tener que pagar sus cotizaciones y que estas se imputan a su declaración de renta para cubrir las prestaciones del año 2019. Estamos trabajando en una solución en la idea de que todos tengan claro que no hay dobles cotizaciones y que se pueda respetar sus contratos con sus instituciones de salud. El ministro ha quedado de estudiar esta situación y hay toda la disponibilidad del SII y de la Superintendencia para lo mismo”, sostuvo la senadora de la DC.

Esto, luego de que la parlamentaria se reuniera con el director del Servicio de Impuestos Internos y estableciera conversaciones con la Superintendencia de Salud, la Contraloría y el ministro del trabajo, Nicolás Monckeberg. Sobre este último, Rincón aseguró que “ha quedado de estudiar una solución”.

Crédito: Tomás González F. – Diario UChile