Diputados de oposición y oficialismo buscan establecer penas de cárcel para quienes no denuncien casos de abusos sexuales a menores, y estipula la obligación de revelar estos hechos por parte de miembros de la iglesia.

El diputado de la DC y líder de la iniciativa, Raúl Soto, manifestó la preocupación que hay por estos casos y la impunidad que existe.

“Seguimos muy preocupados y ocupados a la vez por todos los casos de abusos sexuales que día a día siguen saliendo a la luz pública, principalmente, casos vinculados a la Iglesia Católica”, y agregó, ” “Todos los casos de encubrimiento dan cuenta de la cultura de impunidad que acusó el Papa Francisco, por lo tanto, buscamos contribuir desde el ámbito legislativo para cerrar todo espacio para el encubrimiento”, manifestó el diputado Soto.

La propuesta, que modifica el Código Procesal Penal, señala que “cuando la omisión de denuncia recaiga sobre uno o más delitos cometidos en contra de niños, niñas, adolescentes, o personas que por incapacidad física o mental no puedan ejercitar por sí sus derechos, se aplicarán las penas que la legislación penal contemple para los encubridores del delito cuya denuncia se omite”.

La iniciativa del diputado Soto contó con le respaldo de los diputados DC Iván Flores y Víctor Torres; la diputada del PPD Loreto Carvajal; Camila Vallejo del PC; Marcela Hernando del PR; los diputados de la UDI, Juan Antonio Coloma y Guillermo Ramírez; y Renato Garín de Revolución Democrática, entre otros.

Crédito: Rony Armijo – Diario UChile