publicidad-webypunto-300x250

La instancia que será transmitida por Radio Universidad de Chile en conjunto con otros diales, mostrará los matices entre las tres posturas de la coalición derechista de nuestro país.

Este jueves 15 de junio, los tres precandidatos a La Moneda del conglomerado Chile Vamos, participarán del primer debate de cara a las elecciones primarias que se realizarán durante el próximo 2 de julio.

Felipe Kast, Manuel José Ossandón y Sebastián Piñera serán sometidos a las preguntas de cinco periodistas representantes de la transmisión conjunta de ADN, Radio Agricultura, Cooperativa, FM Digital y Radio Universidad de Chile.

El estado de los precandidatos

Cada uno de los aspirantes vive un presente distinto de acuerdo las estadísticas. La última encuesta CEP, publicada el pasado viernes 2 de junio, mostró al ex presidente como el mejor perfilado para triunfar en los comicios de la coalición derechista con un 29%.

Pero el ex mandatario no se da por vencedor, porque atrás le siguió con un 12% Manuel José Ossandón. Pero no es este número por sí solo el que inquieta al piñerism: en la evaluación positiva a los personajes políticos, el senador alcanzó un 40%, porcentaje con el que superó por cinco puntos a Sebastián Piñera.

Mucho más abajo, dejando la sensación de tener pocas posibilidades, se ubica el candidato de Evópoli, Felipe Kast, con un 3%.

Pero no sólo los números muestran la fotografía del presente de los abanderados. Los precandidatos tendrán la oportunidad de sobreponerse a sus debilidades evidenciadas hasta ahora, o bien aprovechar los puntos débiles de sus contrincantes para sacarles ventaja.

El ex presidente enfrenta un momento clave en sus aspiraciones políticas. Un cúmulo de investigaciones periodisticas han dejado en evidencia el estrecho vínculo entre sus labores empresariales y las del servicio público, lazo del que Piñera ha tratado de desligarse desde hace décadas.

En respuesta, el ex mandatario ha argumentado que todo su accionar se rige por la normativa vigente, incluso los dineros depositados en paraísos fiscales.

Los días para Manuel José Ossandón no son más felices. El senador ha sido duramente cuestionado por su poca preparación para responder en el programa Tolerancia Cero de CHV.

Interrogado por los periodistas del estudio, el precandidato mostró desconocimiento frente algunos temas como el Acuerdo de París, debilidad que Ossandón reconoció en redes sociales, amparándose en que los temas que él maneja son los que le indican los vecinos.

Por el lado de Felipe Kast, su principal debilidad parece ser su bajo conocimiento en la ciudadanía. De hecho, en la CEP en el mencionado ítem el candidato marcó tan sólo un 47%, frente a 60% de Ossandón y un 98% de Piñera.

En esta línea, la académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, María Cristina Escudero, expresó que la fragilidad de Kast está dada, además “por el desconocimiento del sector al cual quiere representar que dentro de la centro derecha es muy minoritario. Es un sector que pretender ser más liberal y más renovado, pero que no logra penetrar aún es la sociedad”.

Las tres derechas en competencia

Cada uno de los precandidatos cuenta con una tonalidad distinta al interior del conglomerado derechista. En su columna de opinión del 5 de junio en nuestro medio, el periodista Víctor Herrero ilustra que Sebastián Piñera (respaldado de manera oficial por la UDI y RN en estas primarias) representa a una derecha que en su discurso asegura que el país debe mirar hacia el futuro, pero que de igual manera aboga por los violadores de Derechos Humanos presos en Punta Peuco, tal como lo ha hecho la presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe.

En tanto, Sebastián Piñera centra su campaña en promesas de crecimiento económico, disminución del desempleo y el combate a la delincuencia, al que durante su presente campaña le ha sumado también el “terrorismo”, aludiendo al conflicto Estado- Mapuche en sectores de la Araucanía y el Bío Bío.

Pero no sólo los discursos dan la personalidad a cada una de estas derechas. Resulta evidente que el sector representado por el ex presidente, está fuertemente inmerso en casos de corrupción. Muestra de esto es que según el estudio publicado en enero de 2016 por La Tercera, realizado por la firma de abogados estadounidenses, Shearman & Sterling, la UDI y RN sumaron un 56% del total de involucrados en los casos que lleva la Fiscalía.

Precisamente en esto último es que Manuel José Ossandón sustenta su estrategia mediática. El senador y ex alcalde de Puente Alto no se ha visto involucrado en ningún caso de financiamiento ilegal, por lo que apunta principalmente a marcar un contraste con Sebastián Piñera y sus cuestionados negocios.

Pero también el precandidato plantea un derechismo más radical que el ex mandatario. Si bien en lo económico asegura estar en contra de un “capitalismo salvaje”, en materias de seguridad ha mencionado propuestas más drásticas. En su performance en Tolerancia Cero, por ejemplo, el congresista aseguró que “hay que meter balas al que sea terrorista”, haciendo referencia a la situación en La Araucanía. De igual forma, en temas valóricos, dijo estar en contra del matrimonio homosexual, basándose en la religión, porque cree que el vínculo es exclusivo entre un hombre y una mujer.

La tercera derecha en competencia es la que busca mostrar una imagen renovada. Felipe Kast y Evópoli tienen su fundamento político en un liberalismo en lo económico y valórico, como suelen indicar, además, su gran activo es la juventud de gran parte de sus exponentes, muchos ex militantes de los partidos tradicionales del conglomerado. Pero también se ven las contradicciones, puesto que Kast es opositor al aborto, algo que paradójicamente basa en su liberalismo. “para un liberal la libertad termina donde empieza la libertad de otro”, dijo en el programa Estación Moneda de Radio Duna.

El análisis del cientista político de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes, dice que en general los desafiantes a Sebastián Piñera tienen más oportunidades, porque tienen la posibilidad de irrumpir o generar ciertos cuestionamientos respectos del candidato.

Pero de igual forma, cree que una ventaja para el ex presidente es que sus contendores se han mostrado erráticos.

“Kast, que tenía una apuesta más liberal y de centro, ha derechizado su discurso y eso creo que le juega en contra. En algunos temas incluso Piñera queda más liberal que la apuesta que tenía Felipe Kast. En el caso de Ossandón, ha sido errático por este tema del no conocimiento de ciertas materias, por su poca preparación para enfrentar la presidencia de la República”, dice Fuentes.

Crédito: Maximiliano Alarcón – Diario UChile