El Presidente Sebastián Piñera habló esta mañana en la 73° Asamblea General de Naciones Unidas en donde abordó diversos temas como la crisis migratoria, la situación de Venezuela, y el conflicto ambiental en Quintero. Sobre este punto, el Mandatario anunció que impulsará nuevas medidas para hacer frente a la contaminación en la zona.


En su quinta intervención ante Naciones Unidas, la primera de su segundo mandato, el Presidente Sebastián Piñera abordó distintas temáticas de interés local e internacional. Una de ellas dice relación con la situación de migrantes que han llegado los últimos años a nuestro país.

“En materia de seguridad aún no hemos sido capaces de superar graves amenazas a la paz, como el terrorismo, el narcotráfico, los conflictos armados, delincuencia organizada, proliferación de armas de destrucción masiva o el tráfico ilícito de armas y personas”, señaló agregando que el mayor desafío que esa inseguridad ha impuesto, a su juicio, son las migraciones masivas, que hoy constituyen el mayor desplazamiento de personas en la historia de la humanidad

También se refirió a los episodios de contaminación ocurridos en la zona de Quintero-Puchuncaví, señalando que “estamos trabajando en un plan de descontaminación y nuevas y más exigentes normas de emisión en esa y otras zonas que presentaremos en las próximas semanas”

Sobre este mismo tema aseguró: “estoy especialmente comprometido con un desarrollo que sea sustentable. Llegó el momento de reaccionar y tomar el toro por las astas, cambiar la historia y asegurar el futuro”.

Asimismo el Jefe de Estado mencionó el aniversario número 30 del plebiscito de 1988: “fue la transición desde un gobierno autoritario a un gobierno democrático y la hicimos de forma inteligente y ejemplar”, señaló.
En otras materias el mandatario tuvo largas palabras para referirse a la situación que se vive en Venezuela. “Quiero traer a esta Asamblea la voz del pueblo venezolano que el régimen del Presidente Maduro ha enmudecido”, expresó Piñera

Además, y con la presencia del canciller de ese país, manifestó: “Muchos están perdiendo literalmente sus vidas por falta de alimentos y medicamentos, y el Presidente Maduro negando esta situación, no abre las puertas a la ayuda humanitaria que muchos países estamos dispuestos a entregar” y agregó: “¿Cómo puede ser un presidente tan ambicioso, tan insensible que está dispuesto a causar ese grado de dolor y sufrimiento a su propio pueblo con tal de aferrarse al poder?”

Finalmente el mandatario chileno anunció que a partir del 10 de enero no reconocerá al Gobierno de Nicolás Maduro, argumentando que “la elección careció de toda legitimidad y no cumplió con ninguno de los requisitos mínimos para ser una elección libre, democrática y transparente”.

Crédito: Diario Uchile