La movilización se realizó conjuntamente en distintas ciudades del país. En la capital, el presidente del gremio docente, Mario Aguilar, exigió respuestas al Ejecutivo sobre problemas como el pago de la deuda histórica, la regulación del agobio laboral, la igualdad de trato a los profesionales, el fin de la doble evaluación, entre otras demandas. Si no hay acuerdo con el Mineduc, las movilizaciones podrían incrementarse.

En el sector de Plaza Italia se dio inicio este martes a la marcha convocada por el Colegio de Profesores en protesta por las exiguas respuestas a sus demandas, recibidas por parte del Ministerio de Educación.

La movilización que se replicó en varias ciudades del país, se desarrolló en el contexto de un paro nacional de advertencia por 24 horas, debido al escaso avance que ha tenido la mesa negociadora con el Mineduc.

El petitorio incluye, entre los once puntos que lo componen, el pago de la deuda histórica con algunos municipios, regulación del agobio laboral, igualdad de trato a los profesionales y término de la doble evaluación.

Además, el gremio ha manifestado su preocupación por la Ley de Nueva Educación Pública y abogaron por el fin a la discriminación a educadoras diferenciales y de párvulos.

Sobre esta demanda en particular, Mónica Silva, profesora diferencial del Liceo Polivalente Guillermo Feliú Cruz de Estación Central, indicó que el Mineduc no ha reconocido sus especialidades. Además, precisó, tampoco se permite elegir el área de evaluación, que en la mayoría de las oportunidades no corresponden a los distintivos que han desarrollado a lo largo de su carrera.

“Nuestra mención no ha sido reconocida, solo algunos municipios la han incorporado a la remuneración. Muchas tienen mención en audición, entonces su especialidad es la lengua de señas, otras en visión y otras como yo en intelectual. Se habla de inclusión, pero ni siquiera se incluye la mención de nosotros, no se reconocen los años de estudio, no se reconoce el esfuerzo que entregamos para ir aprendiendo distintas disciplinas dentro de nuestra propia carrera”, afirmó.

Dentro de este trato desigual entre los pedagogos, también se encuentran las educadoras de párvulos y básicos, a quienes no se les paga la mención asociada a sus títulos profesionales, como sí se hace con el resto de los docentes.

Cuando la marcha pasaba frente a La Moneda, el presidente del Colegio de profesores, Mario Aguilar, dio un discurso donde interpeló directamente al Presidente Sebastián Piñera.

“Porque señor Piñera, no todo en la vida es negocio, no todo en la vida es plata. Señor Piñera, si usted quiere mejor calidad en educación, y lo repite a cada rato, atienda nuestras demandas, es una forma concreta de mejorar la formación. Hoy día es un paro por 24 horas, pero si no hay respuestas endureceremos las acciones, por eso de usted depende señor Piñera que instruya a la ministra para que dé solución a nuestras peticiones”, argumentó.

En Santiago, la marcha se realizó con tranquilidad y, según los organizadores, participaron más de 30 mil personas.

Los docentes de regiones también expresaron su preocupación por las deudas que arrastran algunos municipios, lo que dificultará el traspaso de estas comunas a la Nueva Educación Pública.

El vicepresidente del Colegio de Profesores del regional Los Lagos, Julio Iglesias, precisó que pese a un tremendo temporal que pasa por la isla de Chiloé, más de 500 personas salieron a las calles en la ciudad de Castro. Además, informó que 100 por ciento de los establecimientos municipales y un colegio particular subvencionado en la capital provincial, se adhirió a la paralización.

“Nosotros nos adherimos a la movilización nacional, porque es el mismo petitorio con diferentes características, pero son situaciones similares las que acá en Chiloé están demandando. En Castro hubo aproximadamente unos 500 convocados, fue a nivel provincial, y el 100 por ciento de los colegios adheridos”, subrayó.

Según el Magisterio, las nuevas acciones de protesta se evaluarán luego de la próxima reunión que sostendrá la directiva de gremio docente con la ministra de Educación, cita que se concretará realizará este viernes. De no haber respuesta positiva a las demandas, podría haber un paro de 48 horas y luego uno indefinido.

Crédito: Rodrigo Fuentes – Diario UChile