publicidad-webypunto-300x250

La iniciativa presentada por el Gobierno fue ingresado a una comisión con exceso de trabajo legislativo. Expertos advierten que se trata más bien de una salida mediática de las autoridades y que no cuenta con argumentos contundentes para revertir la crisis del servicio.

El Ejecutivo ingresó el proyecto que crea el Servicio Nacional de Protección Especializada de Niños y Niñas, uno de los cambios al Sename que comprometió la Presidenta Michelle Bachelet en marzo pasado.

Sin embargo, se advierte un escenario complejo para tramitar la iniciativa de no contar con algún tipo de urgencia. Los especialistas en materia infantil manifestaron que el Gobierno acostumbra a presentar iniciativas “mediáticas” pero, en la práctica, con poco peso.

Un proyecto sin urgencia y que ingresa a una de las comisiones con mayor trabajo legislativo en la Cámara Baja. Ese es el escenario que deberá enfrentar la iniciativa que crea el Servicio Nacional de Protección Especializada de Niños y Niñas que reemplazaría algunas de las funciones del Servicio Nacional de Menores (Sename), en la comisión de Constitución.

Esta es una de las modificaciones establecidas en el proyecto que divide el servicio y que fue firmado el pasado 24 de marzo por la Presidenta Michelle Bachelet. La iniciativa también integraría la creación de un Servicio de Reinserción Social Juvenil.

El servicio especializado funcionaría a través de una serie de prestaciones a los niños de los distintos centros del país y contaría con un procedimiento administrativo para mejorar la coordinación entre Sename y el resto de las prestaciones que entregan los otros ministerios competentes, como Salud y Educación. También atendería a los niños que han cometido delitos, pero que no tienen la edad para enfrentar procesos judiciales.

Sin embargo, preocupa que la iniciativa sea postergada o, como lo han advertido varios parlamentarios, se eternice en la Cámara ante los proyectos que sí cuentan con prioridad.

En la Sala se explicó que este proyecto ingresó a esta comisión porque venía del Ministerio de Justicia y era pertinente que siguiera la misma línea en el Parlamento. El presidente de la Cámara, el diputado socialista Fidel Espinoza, dijo que cuando se revisó el proyecto, el martes por la tarde, podría haberse planteando este alcance para evaluar un cambio de comisión, sin embargo, ningún parlamentario lo planteó oportunamente.

El presidente de la comisión investigadora sobre Sename, el diputado PPD Ramón Farías, insistió en que este proyecto debió ser revisado en primera instancia por la comisión de Gobierno Interior, que en otras oportunidades ha creados nuevos servicios, y luego por Constitución.

El parlamentario recalcó que esta comisión está sobrepasada de trabajo legislativo, lo que retrasaría mucho más su discusión.

Un proyecto mediático y de poco peso

Por otro lado, el psiquiatra e integrante de la Corporación Sofini, Rodrigo Paz, una organización que ha sido querellante en los casos de las muertes de niños en Sename, dijo que la falta de urgencia demuestra que el Gobierno no está interesado en resolver el problema y desvía la atención pública a través de meras acciones mediáticas.

El profesional explicó que hace años el servicio opera con una división interna entre los jóvenes infractores de ley y los que ingresan por órdenes de los tribunales de familia. Por lo tanto, lo que aquí se intenta eludir, expresó, es la urgente inversión que se requiere en el Ministerio de Salud.

Sobre este punto enfatizó que “las muertes de los niños en Sename no responden a que sean torturados como lo ha planteado el Ministerio Público para encubrir a los verdaderos responsables. Se trata de negligencias médicas y que los servicios de salud se niegan a entregar atención especializada”.

En conversación con el programa de Diario y Radio Universidad de Chile “Política en Vivo”, la encargada de asuntos públicos de Aldea Infantil SOS, Alejandra Riveros, explicó que este no es el primer intento de dividir al Sename porque varios han quedados suspendidos en el Parlamento.

“Pareciera que cada Gobierno sólo quiere ponerle la firma a este tipo de iniciativas porque ya varios quedaron rezagados”, comentó.

En esa línea, dijo que para que esta modificación cobrara más sentido se requiere aprobar la Ley de Garantía para los Niños que sigue pendiente en el Congreso. “Lamentablemente, en materia de infancia se promueven leyes pero que en la práctica pesan muy poco”, agregó.

La experta señaló que “un punto es la gestión que tiene que mejorar en el servicio y que la ley de una u otra forma lo contempla, otra cosa es que se aumenten los recursos lo que también se incluye, pero es distinto el diseño de la política, es decir, de los programas. Acá se dice que se va a modificar la oferta programática pero no sabemos de qué manera o cuál va a ser el modelo que se va a aplicar”.

Este nuevo servicio especializado dependerá del ministerio de Desarrollo Social, a diferencia del Servicio de Reinserción Social Juvenil que seguirá bajo la administración del Ministerio de Justicia.

En términos generales, se busca garantizar la protección a los derechos de los niños y jóvenes en condiciones vulnerables bajo la protección del Estado, considerando las precarias condiciones que muchos de ellos enfrentan y las cerca de 210 muertes registradas en los últimos once años al interior del Sename, actualmente a cargo de la ex fiscal Solange Huerta.

Crédito: Natalia Figueroa  – Diario UChile