La mañana de este jueves, el ex presidente de la organización estudiantil confirmó su renuncia debido a “desaciertos” que ha tenido su gestión y a la acusación de encubrimiento de acoso laboral en su contra hecha por parte de militantes de Revolución Democrática. El desafío de la nueva dirigencia, que también milita en el Movimiento Autonomista, será “refundar” la Fech y luchar por una educación pública y feminista.

Finalmente, Alfonso Mohor renunció este jueves a la presidencia de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), asumiendo la responsabilidad de numerosos “desaciertos”, entre los cuales destaca la “negligencia” de encubrir una denuncia de acoso laboral mientras este era el presidente del Centro de Estudiantes de Ingeniería.

El militante del Movimiento Autonomista (MA) había sido suspendido del cargo el pasado 14 de junio por un periodo de tres meses, debido a la denuncia de encubrimiento realizada por la actual presidenta del Centro de Estudiantes de Ingeniería y militante de Revolución Democrática (RD) Nicole Martínez.

En conferencia de prensa, el ahora ex presidente de la Fech declaró que la organización estudiantil más antigua del país, pese a la voluntad existente, no supo colocarse a la altura de las demandas feministas, pues las herramientas históricas de la Federación se fueron agotando.

También expresó que el último tiempo ha sido complejo para él y su equipo, lo que inevitablemente debía derivar en su renuncia, la que calificó como un primer gesto político para renovar la Fech.

“Este ha sido un proceso muy terrible para mí y para mi equipo, y hay costos humanos que hacen imposible continuar cumpliendo nuestras labores a cabalidad. No obstante, estoy convencido que a la postre superaremos los daños de manera colectiva, haciéndonos cargo de los errores que hemos cometido y colocando nuestros esfuerzos en tan imperioso proceso de refundación de la Federación y así reconstruir una de las organizaciones sociales más importantes de nuestro país. Es por ello que hoy doy un paso al costado como el primero de los gestos políticos necesarios para dar curso a la revisión de nuestras formas de relacionarnos y de hacer política, poniendo inequívocamente los intereses colectivos por sobre los individuales”.

En la ocasión se presentó a quien asumirá las riendas del ente estudiantil por lo que resta de periodo: Karla Toro, egresada de Derecho y militante, al igual que su antecesor, del Movimiento Autonomista.

La dirigenta dijo que su principal desafío será refundar la Federación y, junto a los demás actores estudiantiles, exigir al Gobierno una educación pública y feminista, pues para ella, ambos conceptos van de la mano.

“La tarea central de este proceso será trabajar en la refundación y en un congreso de la Fech, en el cual se logre revitalizar la organización social, vinculándola de esta manera, con nuestros espacios locales, y así poder darle la centralidad necesaria cuando queremos hablar de educación pública. Y aquí estoy hablando de la educación feminista, porque debemos entender que no puede existir educación pública si esta no es feminista. El movimiento feminista lo ha dicho así, las estudiantes lo hemos dicho así en todas las casas de estudio a nivel país, y queremos que eso también lo diga el Gobierno”.

La acusación al ex presidente de la Fech, Alfonso Mohor, generó una fuerte tensión dentro del Frente Amplio, pues Revolución Democrática fue el partido que denunció el supuesto encubrimiento de quien milita en el Movimiento Autonomista, a pesar de que ambas colectividades son aliadas y forman parte del mismo conglomerado.

Al respecto, el diputado del MA, Gabriel Boric, dijo que la renuncia de Mohor a la presidencia de la Fech no es una victoria de RD por sobre el MA, pues, si así fuera, el Frente Amplio no tendría razón de ser, ya que son los desafíos comunes de todas sus colectividades los que los unen y por los cuales luchan.

“Acá no hay triunfos de uno por sobre otro, si eso fuera así, el Frente Amplio, en el corto plazo, dejaría de tener sentido. Nosotros, tanto con RD como con las demás fuerzas que componen el Frente Amplio hemos conversado esto, hemos dado por superado el impase, y entendemos de que los desafíos conjuntos que tenemos son muchos más importantes que las diferencias que se han suscitado. Hoy tenemos que tener todos la grandeza y madurez para trabajar en conjunto, porque los adversarios están afuera y a nosotros nos corresponde salir a enfrentar con fuerza la lógica mercantil de este Gobierno y no andar con zancadillas entre nosotros”.

Gabriel Boric, quien fuera presidente de la Fech el año 2012, se refirió también al proyecto de Gobierno que reemplazaría al Crédito con Aval del Estado, llamado Sistema de Financiamiento Solidario.

Al respecto, dijo que la iniciativa oficialista es insuficiente, pues sigue entregando al mercado la regulación de los aranceles. Si bien valoró el hecho de eliminar a la banca del sistema crediticio, criticó la mantención de la deuda “como mecanismo esencial de financiamiento de la universidad”. En ese sentido, el legislador dijo que el proyecto, si bien es un paso, puede ser un paso en falso si no sufre las necesarias modificaciones.

Crédito: Camilo Villa J. – Diario UChile