En esta línea, y en el caso del Congreso, Gonzalo Blumel sostuvo que el Gobierno le pidió al poder legislativo que apurara los proyectos de ley que modernizan Carabineros, la nueva ley de inteligencia, la ley anti saqueos, y el nuevo estatuto de protección de las policías.En esta línea, y en el caso del Congreso, Gonzalo Blumel sostuvo que el Gobierno le pidió al poder legislativo que apurara los proyectos de ley que modernizan Carabineros, la nueva ley de inteligencia, la ley anti saqueos, y el nuevo estatuto de protección de las policías.

Pasada las 19:00 horas de este jueves, el Consejo de Seguridad Nacional de Chile (Cosena) se reunió en el Palacio de La Moneda para abordar la actual situación de crisis social que enfrenta el país.

Casi dos horas y media después, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, dio declaraciones a la prensa para referirse a lo abordado en la reunión con las máximas autoridades del Estado y las Fuerzas Armadas y de orden.

El secretario de Estado sostuvo que la instancia tuvo dos objetivos: informar sobre la actual situación del país, y solicitar la máxima colaboración de las instituciones estatales para superar la crisis.

“El objetivo de la sesión del Consejo fue doble: por una parte, informar sobre la situación del país, en particular los graves hechos y episodios de alteración del orden público que hemos experimentado en las últimas tres semanas y compartir dicha información con todos los organismos del Estado que forman parte del Consejo, y en segundo lugar el objetivo de la reunión fue solicitar la máxima colaboración y coordinación para todas las tareas que tenemos que enfrentar como Estado, las instituciones del Estado, para poder ir superando esta crisis e ir también fortaleciendo el orden público y las seguridades fundamentales de todos los chilenos”.

En esta línea, y en el caso del Congreso, Blumel sostuvo que el Gobierno le pidió al poder legislativo que apurara los proyectos de ley que modernizan Carabineros, la nueva ley de inteligencia, la ley anti saqueos, y el nuevo estatuto de protección de las policías.

En el caso del Poder Judicial, La Moneda habría pedido que actuara con el máximo rigor, sobre todo, en casos de destrucción de propiedad pública y privada y en situaciones donde las fuerzas de orden habrían vulnerado los derechos humanos.

En cuanto a las fuerzas de orden y seguridad, se les habría planteado la necesidad de fortalecer su acción “en todo lo que tiene que ver con el control del orden público”.

En el caso de las Fuerzas Armadas, se le habría pedido fortalecer su rol en las labores de inteligencia.

“Esta sesión del Concejo sirve para fortalecer, quizás, el deber más importante que tiene el Estado y todas las instituciones que forman parte de él, que es garantizar la seguridad, el orden público, que es el factor fundamental para que las personas puedan ejercer sus garantías fundamentales y sus libertades”, finalizó Gonzalo Blumel.

Actualmente el Cosena es conformado por el presidente de la República, Sebastián Piñera; el presidente del Senado, Jaime Quintana; el presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores; el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito; el Contralor General de la República, Jorge Bermúdez; los tres comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas y el general director de Carabineros. Además asistieron a la instancia –invitados por Sebastián Piñera- el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, y el ministro de Defensa, Alberto Espina.

 

La oposición critica decisión del mandatario

En la oposición, la convocatoria al Cosena no cayó nada de bien. De hecho, la decisión de Sebastián Piñera generó fuertes críticas por parte de gran parte de los legisladores.

Es el caso de la senadora de la Democracia Cristiana Yasna Provoste, quien sostuvo que el mandatario es incapaz de entender el fenómeno de la crisis social y se ha limitado a criminalizar las manifestaciones.

“El gobierno del presidente Piñera sigue sin entender la molestia y la movilización de la ciudadanía y responde, una vez más, con acciones que buscan criminalizar la demanda pacífica. Nosotros no tenemos ninguna dificultad –y lo hemos visto en el ejercicio de nuestra tarea legislativa- de apoyar iniciativas desde el punto de vista de avanzar en materias de seguridad ciudadana, pero hoy responder frente a una crisis social tan profunda, tan amplia, con una agenda de criminalización de la manifestación creemos que no ayuda a resolver el conflicto”.

Su par del PPD, Adriana Muñoz, también criticó a Sebastián Piñera, indicando que, tal y como él lo afirmara, el jefe de Estado está convencido de que el país está inmerso en una guerra.

“El presidente Piñera insiste en que en Chile existe una guerra. Con esto está demostrando que no abandonó su tesis inicial y que no fueron palabras casuales. Mientras en Chile se desplazan por todo el país miles y miles de personas que reclaman soluciones políticas y sociales -no militares- ante un sistema que lo único que ha generado son desigualdades y abusos, la respuesta del presidente es militarizar, aun cuando la demanda es política y social”.

Por su parte, el senador socialista Carlos Montes afirmó que la invocación del Cosena es una mala señal, pues la salida a la actual crisis social que vive Chile no es la militarización, sino que una nueva Constitución.

“Pensamos que el presidente, al convocar al Cosena, da una señal muy mala, convoca a las fuerzas que tienen que tomar decisiones propias de escenarios de guerra. Aquí se requiere un presidente que tenga la calma, que no se improvise, que no se precipite y que tome decisiones a la altura de los hechos, y ojalá que el gobierno entienda de que tiene que abrir una salida política, y la salida política no es otra que un plebiscito que convoque a la ciudadanía, que convoque a los chilenos a tomar una decisión sobre si quiere o no quiere una nueva Constitución y cómo se llega a una nueva Constitución”.

 

Un organismo a la medida de Pinochet

Desde el año 2014 que no se convocaba al Consejo de Seguridad Nacional de Chile. En aquel entonces, también Sebastián Piñera citó a sus miembros para analizar el fallo de La Haya respecto de la demanda marítima peruana.

Antes, la instancia había sesionado en noviembre del 2005 para analizar la nueva institucionalidad del Cosena, en donde, a raíz de las reformas constitucionales promovidas por Ricardo Lagos, pasó a ser un organismo meramente asesor sobre políticas de seguridad.

La instancia en cuestión fue creada por la Constitución de 1980 y durante 25 años fue un órgano resolutivo. Si bien hoy es el presidente de la República el único que puede convocar al Cosena, hasta antes de su reforma bastaba que dos de sus miembros así lo decidieran.

Como si fuera poco, la instancia elegía a su libre albedrío cuatro senadores y dos miembros del Tribunal Constitucional.

El otrora Cosena era un órgano tremendamente poderoso, creado a imagen y semejanza del dictador Augusto Pinochet para legitimar sus decisiones. Hoy –y cabe destacarlo nuevamente- el Cosena no tiene ningún poder de decisión, solo puede limitarse a asesorar al Ejecutivo. Ni más ni menos.

Crédito: Camilo Villa J. – Diario UChile