El parlamentario del PPD, pidió al Sernac apelar al fallo judicial que condenó a las tres cadenas de farmacias al pago de 2.000 millones de pesos por su colusión en 2008 y exigir el incremento de la indemnización.

El senador Guido Girardi valoró el fallo del 10° Juzgado Civil de Santiago que condenó a las cadenas de farmacias Salcobrand, Cruz Verde y Ahumada al pago de $2.000 millones para indemnizar a los consumidores afectados por la colusión en el mercado de los medicamentos ocurrida en 2008, pero lo calificó de “insuficiente”.

La demanda fue presentada en 2012 por el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) por lo que el parlamentario –quien hizo la denuncia de colusión en la Fiscalía Nacional Económica (FNE)- pidió al Sernac que apele al fallo y exija que se incremente el monto indemnizatorio “a modo de señal ejemplarizadora”.

Así mismo dijo que incluirá en la Ley de Fármacos II –iniciativa de su autoría y en trámite en el Parlamento- indicaciones que permita aplicar sanciones penales a quienes se coludan en materia medicamentos.

El parlamentario señaló que “la codicia de los grandes grupos económicos que se coluden para incrementar sus utilidades son inaceptables y forman parte de los abusos contra los que millones de chilenos y chilenas se han movilizado en los últimos meses”.

Girardi recordó que fue “uno de los que presentó la denuncia a la FNE en 2008 por la colusión que aumentaban en más de un mil por ciento algunos medicamentos de uso fundamental en la vida de las personas y también una querella criminal en el Ministerio Público que tuvo formalizados a muchos de estos ladrones de cuello y corbata. Lamentablemente no tuvieron penas de cárcel, sino que multas y clases de ética”.

El senador valoró “que el Sernac haya presentado esta denuncia para reparar a los consumidores”. Sin embargo, recalcó que no deja de ser una medida “simbólica”.

Por lo que dijo que pedirá “al Sernac que apele a la Corte de Apelaciones para que le suban las multas ya que tiene que haber una señal ejemplarizadora”. Además, agregó que en el último trámite de la Ley de Fármacos II intentará “establecer que cuando se trate de atentado a la Salud tiene que haber una sanción penal porque el daño, el riesgo que corren esas personas por no acceder a un medicamento es una acción criminal”


Crédito: Diario UChile