publicidad-webypunto-300x250

El senador independiente y precandidato presidencial de Chile Vamos planteó sus diferencias con Sebastián Piñera de cara a las primarias del 2 de julio. Además, planteó la necesidad de realizar cambios al sistema “antes que explote”.

“Mi derecha es una derecha humana, más solidaria, que cree en una economía social de libre mercado, que no acepta colusiones y que es más estricta en las regulaciones”, señaló el precandidato presidencial de Chile Vamos Manuel José Ossandón, en el programa Política En Vivo de nuestra emisora.

En conversación con Felipe Pozo, el senador remarcó sus diferencias con el resto de los competidores de su sector, entre ellos el expresidente Sebastián Piñera.

En este sentido, el ex alcalde de Puente Alto señaló que la centro-derecha va a tener que elegir entre el sistema que él propone versus el que representa Piñera, y si bien se declaró confiado en sus propuestas, le reprochó al bloque la debilidad histórica de “eliminar” a cualquier competencia que amague al abanderado mejor posicionado, aunque esté siendo cuestionado.

“El sector va a tener que elegir cuál quiere. Desgraciadamente se ha hecho todo un tema para tener sólo un candidato y, en el fondo, demuestra la falta de experiencia y visión de largo plazo que tiene la centro derecha y que la ha tenido siempre: eliminar a cualquier persona que compita con el candidato estrella. Claramente el candidato estrella es Piñera y el que tiene más posibilidades hoy día es él, es evidente, pero resulta que nosotros como sector nunca hemos tenido esa sabiduría y siempre optamos por que eliminar a todos los que puedan competir”.

Además acusó a “un pequeño sector” de la derecha chilena de no querer hacer ninguna transformación al sistema para mantener sus beneficios personales.

Pese a los obstáculos que enuncia, Ossandón se prepara para competir en las primarias del 2 de julio, en las que participará como invitado de Chile Vamos. Y si bien, asegura, que tiene mejores posibilidades electorales al medirse directamente en la primera vuelta presidencial, prefiere cumplir con su compromiso y no eludir los acuerdos tomados en bloque.

Por ello, también confía en que en el caso de resultar ganador del proceso, la UDI y RN le apoyarán, pese a las duras críticas que ha recibido de personeros de ambos partidos.

El senador también abordó sus principales promesas de campaña. Se comprometió a dar más autonomía y autoridad a las instituciones fiscalizadoras. En su opinión, estos organismos como la Contraloría, tendrían que funcionar como lo hace el Banco Central.

Además articuló que de llegar a La Moneda impulsará penas de cárcel para los delincuentes de cuello y corbata. “Hoy día en Chile usted se roba una cartera y puede ir tres a cinco años preso, y se roba un millón de dólares y no le pasa nada, a lo más paga una multa. Los delincuentes de cuello y corbata van a ir presos”.

En materia educacional propone centrar los esfuerzos en mejorar la calidad del sistema de educación preescolar. También confiesa no ser partidario de la gratuidad universal, “por falta de recursos”, por eso pide concentrar los esfuerzos en entregar beneficios a quienes más lo necesitan.

Ossandón concluyó que esta forma de hacer política y de el libremercado “ya no dan para más”. “Yo me he juntado con varios empresarios que no están cooptados por los más grandes, que se dan cuenta que esto es una bomba de tiempo. (Lo que pasa) es muy parecido a las famosas ollas a presión, que pueden explotar. Y hoy día si no reconocemos la realidad que tiene Chile esto puede explotar”.

Crédito: F. Pozo y G. Castillo  – Diario UChile