Mientras que la iniciativa que permite la creación de una señal educativa fue visada por 21 votos a favor, la entrega de recursos a TVN fue apoyada por 19 parlamentarios. Ahora ambas iniciativas deberán pasar a tercer trámite legislativo.

Fue una discusión extensa que comenzó a eso de las 13:00 horas y que duró hasta pasadas las 17:30 horas. Sin embargo, al final de la sesión, el Senado aprobó dos de las iniciativas que durante las últimas semanas había dividido a la Nueva Mayoría: la creación de un canal cultural y la capitalización de TVN.
El debate, que originalmente estaba programado para fines de octubre, debió realizase en dos bloques: mientras que en el primero se abordó la creación de una señal cultural, el segundo estuvo destinado, exclusivamente, al futuro del canal nacional.
Pero los ánimos que marcaron la cita estaban previamente determinados. Esto, ya que durante la mañana la oposición informó que se resistiría a la idea de visar ambas propuestas. De esta forma, la sesión estuvo cruzada por las críticas de uno y otro sector.
“Lo que hemos planteado es postergar la señal 2 mientras se fortalezca la señal 1. No podemos hacer las dos cosas a la vez”, dijo el senador Hernán Larraín, mientras que Lily Pérez, por ejemplo, subrayó que “existen muchas dudas” sobre el curso que tendrá el proyecto educativo.
La situación llegó a tal punto que incluso, durante el hemiciclo, el senador Felipe Harboe (PPD) acusó a Chile Vamos de conspirar contra el canal para favorecer una futura privatización.
Sin embargo, pese a la negativa, la idea de entregar 18 millones de dólares para la creación de la señal cultural de TVN fue aprobada por 21 votos a favor, 12 en contra y una abstención del senador Francisco Chahuán. Mientras, la entrega de 47 millones de dólares a TVN fue validada por 19 votos a favor, siete abstenciones y un pareo.
“Lo que queremos a través de la televisión cultural es una televisión para ciudadanos, donde la parrilla no dependa de los avisadores de bancos, AFPs o Isapres, que son los que deciden los contenidos de la televisión. Queremos que los contenidos se hagan pensando en el país, en la diversidad, en el pluralismo, los territorios, los pueblos originarios, la ciencia”, señaló  luego de la votación el senador Guido Girardi.
Desde el Ejecutivo, en tanto, agradecieron a los parlamentarios oficialistas e independientes que decidieron apoyar ambas ideas.”El voto de la Nueva Mayoría ha permitido darle un espaldarazo a la televisión pública”, recalcó al finalizar la sesión la ministra vocera de Gobierno, Paula Narváez.
Este gesto no es menor, porque hasta finales de octubre La Moneda no contaba con los apoyos suficientes como para aprobar los proyectos. De esta manera, el Ejecutivo logró incluso imponerse a Chile Vamos, quienes este martes plantearon postergar, nuevamente esta discusión, ya que de acuerdo a su postura, la entrega de recursos para TVN era “irresponsable”, ya que aún no se definen los montos que serán otorgados en el marco de la capitalización.
En este sentido, el senador Hernán Larraín ( UDI) afirmó: “Lo que se ha planteado por algunos senadores es inaceptable. A mí modo de ver es lo que demuestra que se está precediendo aquí de una manera completamente irresponsable. Aquí lo que importa es generar un objetivo político de tener una señal. No de hacerse cargo de la industria televisiva que hay en Chile; las necesidades de buscar otros formatos; las necesidades de entender que hay que pensar el financiamiento de la televisión de  una manera radicalmente distinta”.


Ahora, la iniciativa deberá enfrentar su tercer trámite legislativo. Esto, ya que durante las próximas semanas la Cámara de Diputados deberá reunirse para corroborar el futuro de ambas iniciativas que hasta ahora, habían generado una serie de incertidumbres tanto a nivel de directivos del canal como de los trabajadores.

Crédito: Abril Becerra – Diario UChile