Esta vez se trata de la empresa Gasmar, la que incumplía una norma pactada en su RCA. Sin embargo, la SMA señaló que los antecedentes que se tienen hasta ahora no permiten imputar cargos de responsabilidad por los episodios de contaminación.


La Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) formuló nuevos cargos a una industria ubicada en la zona de Quintero y Puchuncaví, esta vez contra la empresa Gasmar por deficiencias en el funcionamiento del sistema de antorcha en relación a un flujo de gas barrido y de gas piloto.

Esto se suma a los cargos formulados el pasado 5 de septiembre contra Enap, situación que fue muy criticada tanto por la empresa como por sus trabajadores, quienes aseguran no ser los responsables de los episodios de contaminación en la zona.

Según indicó la SMA a través de un comunicado, “basada en las fiscalizaciones realizadas tanto previamente como en el presente, las que incluyeron visitas de inspección, requerimientos de información, y declaraciones tanto de operarios como de ejecutivos de la empresa, esta Superintendencia ha determinado formular cargos a la empresa señalada por deficiencias en el funcionamiento del sistema de antorcha en relación a un flujo de gas barrido y de gas piloto, inferiores a lo comprometido en la RCA que regula esta actividad. Dicho cargo se califica como grave, por incumplimiento de una medida establecida en su autorización ambiental destinada a eliminar o minimizar los efectos adversos del proyecto”.

Sin embargo, declararon que los antecedentes reunidos no son suficientes para imputar responsabilidad a la empresa en los episodios de contaminación.

Por su parte, la ministra de Medio Ambiente, Carolina Smith, anunció que desde ahora será el Estado quien se encargará de monitorear la calidad del aire en la zona de Quintero- Puchuncaví, a lo que se suma el trabajo con expertos para mejorar las medidas que se toman en el lugar.

“Nosotros ya comenzamos a trabajar con el Gobierno de Finlandia que ahora en octubre viene para acá a hacer una auditoria a esta red. Vamos a integrar la red de calidad del aire con los monitores meteorológicos, lo que nos permitirá predecir condiciones que pueden ser complejas para la salud de las personas y no tener estos episodios de emergencia”, explicó la autoridad.

Además, una vez que el gobierno de Finlandia entregue el resultado del análisis que realizará en la zona, el gobierno perfeccionará el sistema de monitoreo en función de las acotaciones que hagan los expertos.

La ministra también reiteró que el Plan de Descontaminación para esta zona de sacrificio estará listo a fines de este año, y que una vez que se apruebe “las empresas van a tener la obligación de adaptar sus planes de funcionamiento a las condiciones atmosférica de modo de reducir sus emisiones cuando las condiciones del aire no sean adecuadas.

Mientras tanto, a partir del 1 de octubre Codelco y AES Gener comenzarán a aplicar esta medida preventiva.


Carolina Smith también indicó que la Superintendencia de Medio Ambiente seguirá intensificando sus fiscalizaciones, y que se garantizará que todas las empresas, públicas o privadas cumplan con la normativa.

Crédito: Andrea Bustos C – Diario UChile

 




No tags for this post.