El petróleo ya evidenció una fuerte alza luego del ataque en tierras iraquíes. China y Reino Unido han hecho llamados a la calma, mientras el riesgo de un conflicto en la región y el resto del mundo parece cada vez más cercano.

Este viernes 3 de enero, el mundo entero tiembla ante la posibilidad de una guerra entre Irán y Estados Unidos luego que el comandante de la Fuerza Quds de Irán, Qasem Soleimani, muriera en un ataque estadounidense contra el aeropuerto de Bagdad.

El Pentágono confirmó rápidamente que el ataque militar para el que se utilizaron drones de alta precisión fue ordenado por el propio presidente estadounidense. Posteriormente, el líder iraní. el ayatolá Ali Jamenei, anunció venganza por la muerte de su general y procedió a nombrar a un nuevo comandante de sus fuerzas.

“Tras el martirio del glorioso general Qasem Soleimani, nombro al brigadier general Esmail Qaani comandante de la fuerza Al Quds de los Guardianes de la Revolución, a cargo de las operaciones exteriores de la República Islámica”, señaló Ali Jamenei.

En tanto, Estados Unidos urgió a todos sus ciudadanos a abandonar inmediatamente Bagdad, en Irak, tras activar sus protocolos de seguridad en la zona.

Escalada peligrosa

Las reacciones a lo sucedido en Irak no se hicieron esperar y uno de los primeros en expresar su condena a lo sucedido fue el primer ministro iraquí Adil Abdul-Mahdi, quien señaló que el ataque perpetrado por Estados Unidos enciende la mecha para una guerra enla región y el resto del mundo. “Llevar a cabo operaciones de ajuste de cuentas contra figuras de liderazgo iraquíes y de un país hermano en suelo iraquí constituye una violación flagrante de la soberanía iraquí y un ataque a la dignidad del país”.

Por su parte, Rusia, a través de su jefe de comité de Asuntos Internacionales del Senado ruso, Konstantín Kosachov, sostuvo que el  bombardeo ordenado por el presidente Trump reviste todas las caracetrísticas de una venganza luego de lo sucedido en la embajada de su país en Bagdad. Además, adelantó las posibles consecuencias que traería la muerte de Qasem Soleimani.  “Me gustaría equivocarme, ya que las guerras con fáciles de empezar, pero difíciles de acabar”, dijo.

Uno de los más importantes aliados iraníes, China, hizo un llamado a la moderación.  “Instamos a las partes relevantes, especialmente a Estados Unidos, a que mantengan la calma y ejerzan moderación para evitar una mayor escalada de las tensiones”, expresó el vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores, Geng Shuang. “China siempre se ha opuesto al uso de la fuerza en las relaciones internacionales”, añadió.

En ese mismo sentido se manifestó el gobierno del Reino Unido, advirtiendo que un conflicto de mayor escala está completamente fuera de los intereses británicos. Dominic Raab señaló a la prensa que “siempre ha reconocido la amenaza agresiva” que representan Soleimani y su Fuerza Quds, pero fue tajante al manifestar que luego de su muerte, “instamos a todas las partes a que desescalen. Un mayor conflicto no es de nuestro interés”.

En medio de todos estos llamados internacionales a frenar la fuerza de este conflicto, el Primer Mandatario estadounidense, Donald Trump, utilizó, como lo hace habitualmente, la red social Twitter para expresar su opinión respecto de lo ocurrido en Bagdad, con un desafiante mensaje a los iraníes.

Fue Mike Pompeo el encargado de dar las explicaciones públicas por el ataque a Irán que ha dejado ya sus primeras consecuencias mundiales al dispararse el precio del petróleo, con un alza de un 4,4 por ciento. El secretario de Estado debió conducir una serie de llamadas con gobiernos del mundo en orden a explicar las razones que llevaron a Estados Unidos a realizar el ataque que terminó en la muerte de Soleimani y del número 2 de las fuerzas iraníes, Abu Mahdi al Muhandis.

Según Pompeo existían”amenazas inminentes para la vida de ciudadanos de Estados Unidos”, por lo tanto, la acción militar fue de carácter “defensiva” y señaló que Estados Unidos está comprometido con una desescalada al conflicto.

El encargado de la diplomacia estadounidense agradeció los mensajes de los países que han expresado gestos de solidaridad con los aliados ante el masivo rechazo recibido por Washington debido al ataque conducido en Bagdad. Además Pompeo aseguró que los iraquíes celebraron la muerte de Soleimani y como prueba de sus dichos, publicó en Twitter un video con personas bailando en las calles.

De acuerdo a las publicaciones de medios de Estados Unidos, Trump autorizó el  jueves la operación militar en respuesta al asalto que seguidores y miembros de Multitud Popular perpetraran en la embajada estadounidense en Irak el 31 de diciembre.

 

Foto referencial @EFE

Crédito: Diario UChile