Desde el Frente Amplio y la ex Nueva Mayoría rechazaron las palabras de Sebastián Piñera, quien a la vuelta de sus vacaciones interpeló al bloque opositor exigiendo “condenar a quienes no condenan la violencia”.

Este lunes, el Presidente Sebastián Piñera volvió de sus vacaciones para liderar un Consejo de Gabinete en el que participaron todos sus ministros y en donde el llamado nuevamente fue generar un nuevo acuerdo nacional. Pero sin dejar de lado una interpelación para condenar “a quienes no condenan la violencia”. No obstante, el mandatario fue duramente criticado por los sectores opositores por demostrar, una vez más, una profunda desconexión con las demandas sociales.

“Chile ya ha tenido demasiada violencia”, fueron las palabras del Presidente tras concluir la reunión que lideró durante la mañana de este lunes a la vuelta de sus vacaciones en el sur del país.

Luego de dos horas de conversaciones con todos los secretarios de Estado, el mandatario expresó las conclusiones de la reunión , nuevamente haciendo énfasis en la urgencia de generar acuerdos, esta vez, uno por “la paz, por la democracia y contra la violencia”. Palabras repetidas pero que tuvieron su componente novedoso cuando el mandatario llamó a “condenar a quienes no condenan la violencia”.

Este acuerdo tiene que incluir no solo condenar la violencia, no solo defender la democracia y el Estado de Derecho, sino también condenar a quienes no condenan la violencia y a los que atentan contra la democracia“, indicó el mandatario.

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, encabezó un Consejo de Gabinete a la vuelta de sus vacaciones en el sur del país. Al concluir, hizo un llamado a un nuevo acuerdo, esta vez “por la democracia, contra la violencia y por la paz”. Foto: Presidencia.

“La línea divisoria no es entre Gobierno y oposición. La línea divisoria es entre aquellos que creemos en la democracia y queremos vivir en paz, y aquellos que practican la violencia y quieren destruir nuestra democracia”, agregó Piñera.

Un mensaje teledirigido a quienes, para el Gobierno, no han sido lo suficientemente enfáticos en condenar los incidentes que se han registrado en el marco de las movilizaciones a lo largo del país. Con esto, y pese a que sí han existido palabras para rechazar la violencia, el mandatario puso la pelota en el lado de la oposición y en sectores como el Frente Amplio y el Partido Comunista, a quienes ven en La Moneda como actores que se han resistido al “venga de donde venga”.

Desde el Partido Socialista, colectividad que el Gobierno ha criticado por apoyar las acusaciones constitucionales que se han presentado en el último tiempo, el senador PS Juan Pablo Letelier invitó al Gobierno a hacerse cargo de las consecuencias que tienen los abusos que se han cometido en el último tiempo.

Los fenómenos de violencia que la sociedad ha vivido, por cierto que nadie los desea. Todos los podemos condenar y los condenamos, pero las causas es a lo que nos tenemos que avocar“, aseguró Letelier.

“Los sectores de la derecha y del Gobierno no han querido asumir las consecuencias de las mutilaciones, de la gente que perdió la vista y cuando en ningún momento se han hecho cargo de lo que les ha pasado a las chilenas y chilenos; es muy difícil generar los espacios de diálogos que se necesitan“, sentenció el senador PS.

El senador del Partido Socialista, Juan Pablo Letelier, señaló que “es muy difícil generar los diálogos que se necesitan” si es que el Gobierno no se hace cargo de las consecuencias que ha tenido la represión en el país. Foto: Senado.

Así también, desde el Frente Amplio respondieron al llamado del Presidente; y al igual que desde la ex Nueva Mayoría, las críticas no se dejaron esperar e, incluso, llegaron desde los sectores más moderados del conglomerado.

Desde el Partido Liberal, el diputado Alejandro Bernales criticó la desconexión del mandatario y de su Gobierno con las demandas que los chilenos están exigiendo.

El Presidente tiene que aprender a escuchar. Lo cierto es que hasta el momento el gobierno sigue sin presentar una real agenda social y prioriza proyectos como el de infraestructura crítica en el Congreso“, criticó el parlamentario

“Sigue ignorando que de todos lados hemos condenado la violencia sin matices; sigue sin escuchar los informes que relatan las violaciones a los derechos humanos en el país; sigue sin escuchar que la gente se hartó de una justicia para ricos y otra para pobres”, añadió Bernales.

Y es que en su llamado, el Presidente manifestó que “no todo se agota con la Agenda Social”, para luego expresar la urgencia que para el Gobierno reviste la aprobación de la ley que faculta a las Fuerzas Armadas para proteger la infraestructura crítica. Así, el orden público y la seguridad ciudadana serán las prioridades del Presidente Piñera y su gobierno para un marzo que se proyecta difícil.

“Quiero expresar mi apoyo y gratitud a la difícil labor que cumple Carabineros en el resguardo del orden público y la protección de nuestros ciudadanos”, fueron las palabras con que el mandatario agradeció el trabajo de quienes han sido apuntados por cuatro organizaciones internacionales como responsables de graves y masivas violaciones a los derechos humanos.

 

Crédito: Tomás González F. – Diario UChile