En entrevista con Radio Universidad de Chile, el diputado humanista dijo no comprender el voto contra Pamela Jiles de sus compañeros de coalición, por otro lado, negó una crisis al interior del Frente Amplio, aunque reconoció que se viven momentos difíciles.

La mañana del miércoles ya había estado ajetreada en el Frente Amplio (FA), el diputado liberal Vlado Mirosevic presentaba su renuncia a la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja y las cosas estaban tensas, sin embargo, la tarde no fue mejor, pues la diputada humanista Pamela Jiles hacía lo propio con la presidencia de la Comisión de Familia y Adulto Mayor.

La noticia fue dada a conocer por la propia parlamentaria a través de una carta que leyó a sus compañeros de Comisión. En la misiva, la periodista de profesión explicó que la razón de su renuncia fue la sanción recibida por encarar al diputado UDI Ignacio Urrutia cuando este tildó de terroristas a las víctimas de la dictadura militar en abril pasado.

Pamela Jiles se mostró indignada con la resolución de sus colegas que conforman la Comisión de Ética, especialmente con sus compañeros del Frente Amplio Vlado Mirosevic y Renato Garín (RD), quienes apoyaron la sanción.

“Sí, es ofensivo e inexplicable que hayan votado por sancionar mi solitaria y clara defensa de los derechos humanos. Esta vergonzosa actitud no me denigra a mí, sino a todos los que luchan y que han confiado en que los parlamentarios del Frente Amplio los defendamos y no permanezcamos cómodamente sentados en las poltronas del orden institucional cuando ellos son agraviados”, decía la misiva.

Sobre este nuevo conflicto al interior del FA, Radio Universidad de Chile dialogó con el diputado humanista Tomás Hirsch, quien calificó de “error político” las votaciones de Vlado Mirosevic y Renato Garín.

“No es un secreto para nadie que acá hubo una sanción de la Comisión de Ética a Pamela Jiles que es total y absolutamente injustificada e inaceptable y, frente a esa situación, Pamela se sintió poco apoyada por algunas de las otras fuerzas y se sintió tremendamente afectada porque esa sanción incluyó el voto de dos diputados del mismo Frente Amplio, que evidentemente nosotros consideramos que fue un error político y deberían haberse opuesto, de todas maneras, a esta inaceptable sanción”.

Si bien el ex candidato presidencial valoró las disculpas que ambos parlamentarios pidieron por su apoyo a la sanción, dijo no comprender el voto adverso contra una compañera de coalición, por el contrario, Hirsch hubiese esperado un rechazo absoluto a la medida impulsada desde la UDI.

“Creemos que ningún parlamentario de oposición debió prestarse para apoyar una sanción justamente a la diputada que se pone de pie para encarar a un negacionista como el diputado Urrutia, pero, en particular, lo que nos parece absolutamente incomprensible, y así se los manifestamos como Partido y también yo personalmente a cada uno de ellos, es que estos dos diputados del Frente Amplio hayan votado de esa manera”.

Si bien comprende la decisión de Pamela Jiles de renunciar a la presidencia de la Comisión de Familia, Tomás Hirsch espera que la diputada “recapacite” y continúe presidiendo la instancia, al igual que lo espera de Vlado Mirosevic, que, si bien han tenido algunas diferencias, considera que ha sido un aporte a la Comisión de RR.EE.

“Le hemos planteado como Mesa Nacional del Frente Amplio a ambos diputados que reconsideren sus decisiones, que entendemos perfectamente que acá hay situaciones que requieren profundizar y mejorar las instancias de diálogo interno, pero que el trabajo que cada uno está haciendo en las presidencias de las Comisiones es fundamental y es un tremendo aporte que está haciendo el Frente Amplio y, por lo tanto, creemos que deben continuar”.

No solo Renato Garín y Vlado Mirosevic han ofrecido disculpas por su apoyo a la sanción de Jiles, la jornada de este jueves hizo lo propio el diputado PPD Tucapel Jiménez, quien no solo se quedó en el arrepentimiento, sino que también renunció a la Comisión de Ética.

A través de un comunicado, Jiménez expresó que se siente “disgustado” consigo mismo por su voto en favor de la sanción, pero que lo hizo así porque tenía entendido que el FA había llegado a un acuerdo para permitir la unanimidad. Tomás Hirsch valoró el gesto de Tucapel Jiménez, sin embargo, negó rotundamente cualquier pacto al interior del conglomerado que permitiera sancionar a Pamela Jiles.

“Nosotros nunca tuvimos un acuerdo y jamás habríamos dado ese acuerdo. Acá el tema no es el tamaño de la sanción, sino que jamás de debió haber pretendido empatar situaciones. Acá un diputado de la UDI presenta una acusación contra Pamela Jiles y que la lleva a la Comisión de Ética, y debió haber sido rechazada de plano desde un inicio por todos los parlamentarios de la oposición”.

Las renuncias de Mirosevic y Jiles a las comisiones que presidían reflejan el difícil momento que el FA está viviendo por estos días, incluso, algunos califican de crisis lo que ocurre en el conglomerado de oposición.

Tomás Hirsch reconoce las tensiones que por estos días se viven en la coalición, sin embargo, aclaró que no se puede catalogar de crisis y mucho menos se puede hablar del fin del Frente Amplio, conglomerado que, aseguró, tiene mucha vida por delante.

“Yo creo que es parte de un proceso de crecimiento, de desarrollo, de instalación de un conglomerado que es nuevo, de un conglomerado que hoy tiene una presencia parlamentaria relevante y desde hace muy pocos meses y, por cierto, que va pasando por este tipo de dificultades que nadie pretende ocultar ni negar, pero de ahí a decir que estamos en una crisis –hoy otro periodista me preguntaba si el Frente Amplio está pronto a desaparecer- no corresponde, todo eso me parece totalmente absurdo y fuera de lugar, el Frente Amplio tiene una larga vida, un largo proyecto por delante y lo vamos a seguir desarrollando”.

Para Hirsch, el principal problema del FA es el exceso de las agendas propias, lo que debe solucionarse apegándose al programa de Gobierno de la coalición, donde –señaló- están las líneas políticas en diversas materias, incluyendo la política internacional, que hasta ahora, ha sacado más de una roncha entre los frenteamplistas.

Crédito: Camilo Villa J. – Diario UChile