Este nuevo triunfo para el Gobierno se da luego de 15 meses de tramitación. Ahora, el proyecto pasará a segundo trámite en el Senado.

Nuevamente los votos de la Democracia Cristiana fueron claves en la tramitación de la nueva reforma previsional del Gobierno aprobada este miércoles por la cámara de Diputados.

En una votación extensa de los diversos numerales que integran las más de 900 páginas de la reforma propuesta por el Ejecutivo, el acuerdo firmado por la DC, la ministra de trabajo, María José Zaldívar, y el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, minutos antes de la votación, fue respetado y determinó que la iniciativa pase a segundo trámite en el Senado.

No obstante, dicho acuerdo se originó el martes cuando los parlamentarios de la DC, en la comisión de Hacienda de la Cámara, consensuaron posturas con el oficialismo respecto de algunas indicaciones del proyecto.

Algunas de estas tienen que ver, por ejemplo, con la devolución de comisiones que tendrán que hacer las AFP cuando tengan rentabilidad negativa, la creación del Programa de Ahorro Colectivo Solidario que administrará el ente público, y el alza en la cotización obligatoria en 6 puntos porcentuales tal y como lo había planteado el Ejecutivo.

Posterior a la votación, el diputado de Renovación Nacional, Alejandro Santana, se mostró conforme con el resultado y especificó lo que, a su juicio, será el principal beneficio de la iniciativa.

“Valorar el acuerdo que permitió que hoy día se apruebe considerablemente una reforma que va a permitir que un millón de beneficiarios pensionados reciban una mejor pensión a contar de abril, y se sumen ya a los un millón 600 mil chilenos y chilenas que tienen una mejor pensión desde diciembre pasado”, aseguró.

Desde la Democracia Cristiana, y pese a las críticas en su contra, el diputado Gabriel Silver salió a defender el acuerdo realizado con el oficialismo y aseguró que esto no se trató de la opción más fácil.

Fue una decisión compleja. Tuvimos que dejar de lado la calculadora electoral, lo cómodo habría sido votar en bloque como oposición y haber mantenido el estatus quo, pero a un costo social importante. Estamos haciendo viable que exista una nueva ley de pensiones que comience a poner fin al sistema de AFPs, que comience a hablar de reparto, seguridad social, y vamos a ser apuntados y objeto de presiones de todos lados, pero en política estamos para hacer viable lo imposible”, manifestó.

En tanto, desde la oposición, la diputada comunista, Karol Cariola, lamentó el resultado de la votación y se refirió a la oportunidad histórica que perdieron como coalición.

“La oposición en su conjunto elaboró una propuesta. Tuvimos una oportunidad histórica de poder generar un cambio desde el punto de vista de un acuerdo social y político de manera conjunta, pero el Gobierno no quiso. En tiempo récord quisieron sacar una modificación para poder decir estamos generando un cambio cuando en realidad es más de lo mismo”, precisó.

Hay que recordar que este nuevo triunfo del Gobierno se da luego de 15 meses de tramitación del proyecto, y se suma a una jornada en donde la reforma tributaria impulsada por oficialismo también fue aprobada tanto en la Cámara como en el Senado.



Crédito: Diario UChile