Pese a que muchas veces por falta de tiempo, o por no saber que decir respecto a una situación, o bien simplemente por tratar de expresar algo en forma chistosa, muchos suelen acudir al uso de signos, gif, emojis o emoticones, sticker y otros, haciendo un simple clic en nuestra computadora.

No obstante y pese a que yo también he caído en aquello, para ser sincero y honesto, estos elementos que se emplean a menudo generalmente en la comunicación virtual, nunca podrán reemplazar, suplir o suplantar la expresión verbal, escrita, visual o auditiva.

Por cuanto, para eso, las personas, los seres humanos poseemos aquello que siempre debe estar inserto en nuestra cultura, que es; nuestro lenguaje verbal, escrito o gestual, pues las cosas, hechos o sucesos, ideas u opiniones deben darse a conocer de manera textual con palabras, no con símbolos, abreviaturas, dibujos, figuras o códigos.

¿No le parece, estimado lector?

Por lo mismo es horrible comprobar lo mal que se escribe, muchas veces se pretende decir algo y no se sabe cómo expresarlo, aparte de la pésima ortografía, puntuación y acentuación.

Aunque la tecnología computacional hoy en día soluciona todo eso. Son las personas las que muchas veces no nos tomamos la molestia de verificar lo que escribimos, usando ese valioso y buen apoyo técnico con que hoy podemos contar.

Por eso para muchos es más cómodo y rápido el uso de tales signos inventados, haciendo un simple clic en el teclado de nuestro PC.

A tal punto podemos darnos cuenta de que existe cierta inconsecuencia en esta jocosa pero un tanto grotesca realidad, cuando por ejemplo hemos publicado algo que requiere uno cuantos segundos o minutos para ver y comprender de qué se trata.

Sin embargo en breves instantes podemos darnos cuenta, mientras estamos metidos en nuestro PC, que la persona que ve, u observa lo que hemos puesto en el tapete virtual, ni siquiera se ha molestado en saber de qué se trata, pues de inmediato uno se da cuenta que lo que hemos puesto no ha sido visto, comprendido o percibido, lo que sin querer es delatado de inmediato en pantalla, dándonos cuenta que se ha hecho un clic rápidamente de arriba hacia abajo con un:   “me gusta”, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, o bien, un me enoja, me divierte, etc. etc.. Delatando que la persona que lo hizo, ni siquiera se ha molestado en leer y detenerse un minuto en tratar de comprender de que se trata, lo que obviamente revela o deja en evidencia que aquello se ha hecho tan solo con el fin de caer bien, como complacencia o por simpatía con la persona que hizo o expuso un breve suceso, video, fotografía o texto.

Cabe acentuar, que para quien escribe esta breve nota, no es la primera vez que hace ver estas incongruencias, falsedades o incoherencias. Lo que evidentemente demuestra el abuso que se hace de estos eventuales signos empleados comúnmente en las comunicaciones virtuales.

En esta oportunidad tan solo deseo subrayar la arbitrariedad aplicada a través de estos signos cada vez más difundido, cada vez más ampliado, y que va en desmedro de esa riqueza comunicacional a través de la palabra, bien escrita, sin errores ortográficos, objetiva, veraz y sincera.

No obstante, esto no quiere decir que no podamos emplear estos mentados signos, símbolos o dibujos que permiten a muchos ganar tiempo, lo correcto debería ser que; junto a estos elementos visuales pudiese haber algún tipo de explicación o breve comentario de lo que trata de expresar con ese signo que se identifica con un: me gusta, me entristece, me encanta, me divierte, me asombra, me enoja, pues a veces se produce cierta irracionalidad o carencia de lógica al hacer por ejemplo un Clic en un ME GUSTA, o un “ME ENCANTA”, O “ ME DIVIERTE”, siendo que el texto, hecho, realidad, noticia, video o evento similar no se encuadra dentro de ese concepto de agrado, de aprobación o contento, sobre todo si se trata de algo altamente desgraciado, triste o desagradable.     Si ha logrado de terminar de leer este texto….¡Permítame estimado lector ¡felicitarle! ….pues, entonces podrá hacer clic donde estime, agregando eso sí, un simple y pequeño comentario de esa opinión expresada con un signo o dibujo.  Solo así, nos podremos entender mucho mejor y conjuntamente con ello comunicar nuestras ideas, sentimientos y emociones con cierta objetividad……¡gracias !

 

Omar González Hurtado

(Corresponsal Servicio Web)



 






No tags for this post.