La venta del 33 por ciento de la propiedad de la Universidad Católica a una sociedad del empresario Andrónico Luksic hizo ver cómo la ley permite la entrega a privados, concesiones que originalmente eran del Estado.

Frente a ello, la académica de la Universidad de Chile, Chiára Sáez, explicó que “las únicas concesiones que son indelegables, es decir, que no se pueden entregar a otros son las concesiones de televisión local de carácter comunitario”.

La Universidad Católica (UC) anunció ayer, a través de un comunicado, que venderá el 33 por ciento de su propiedad en Canal 13 a la sociedad de Andrónico Luksic, Inversiones TV Medios S.A.
La transacción contempla un flujo total de 10 millones de dólares. Además, incluye la señal de televisión abierta Canal 13, los canales de pago 13C y REC TV, el portal web 13.cl, las radios T13, Play, Sonar y Oasis, además del contenido multiplataforma.
Frente a ello, este martes, el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, explicó a través de una carta al director publicada en el diario El Mercurio que “a pesar de nuestros esfuerzos y la real voluntad por aportar al desarrollo de este medio, la inestabilidad económica del proyecto lo hizo inviable para la UC”.
Sin embargo, esta venta coloca en duda otro tema: la posibilidad de vender a privados concesiones que originalmente eran públicas.
Según Chiara Sáez, académica del Instituto de Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, esto se explica por un vacío presente en la Ley de Televisión Digital: “Las únicas concesiones que son indelegables, es decir, que no se pueden entregar a otros son las concesiones de televisión local de carácter comunitario. El resto puede hacer lo que quiera con las concesiones”.
“Entonces, aquí hay un vacío propiciado también por el legislador, porque no es que las televisiones universitarias se manden solas. Lo que hacen las televisiones es lo que la ley les permite hacer “, agregó la investigadora.
Además, señaló que esta venta le permitirá a la Universidad Católica “solicitar una frecuencia regional”. ” No creo que se quieran quedar sin televisión, porque  han estado desarrollando todo este tiempo un proyecto televisivo, específicamente universitario. Esa es la jugada que creo que está de fondo”.
La venta del porcentaje de la Universidad Católica a la sociedad del empresario Andrónico Luksic da cuenta de cómo la televisión universitaria y pública, que surgió como un proyecto educativo en los años 50, ha enfrentado una importante crisis. Esto, producto de las dificultades generales que ha experimentado la industria televisiva durante los últimos años.


En este sentido, Canal 13 no ha sido una excepción, ya que sólo en 2017 el medio ha registrado una pérdida de más de cuatro mil millones de pesos.

Crédito: Abril Becerra – Diario UChile