publicidad-webypunto-300x250

El vicepresidente ejecutivo de la Comisión Chileno del Cobre (Cochilco), Sergio Hernández, afirmó que se están auditando al menos 20 casos de ex ejecutivos que recibieron indemnizaciones por más de 200 millones de pesos.

Los antecedentes que expuso este miércoles el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), Sergio Hernández, en la comisión de Minería de la Cámara, motivó que los parlamentarios solicitaran con urgencia la creación de una instancia investigadora que aclare el escenario que enfrenta Codelco.

“Las auditorías de la Contraloría hablan de cómo está Codelco”, apuntó Hernández quien, en sesión secreta, reveló distintos pagos que se han realizado a ex ejecutivos y también contrataciones que se hicieron vía directa y no por licitaciones. Esto, en el marco del dictamen de la Contraloría que ordenó fiscalizar las prestaciones pagadas por 511 millones de pesos al ex director de Codelco, Augusto González, luego de su salida de la compañía en 2015 al cumplir 33 años de trabajo.

El ex ejecutivo se acogió a un plan de egreso que, según reconoció Sergio Hernández y como ocurre en la mayoría de las empresas, tiene el objetivo de retirar a los trabajadores que reciben altas remuneraciones para contratar a funcionarios más jóvenes por un sueldo menor y así reducir costos.

Codelco manifestó que el pago de González se apegó a una normativa vigente asociada a un convenio colectivo firmado durante el gobierno de Sebastián Piñera.

Pero no fue sólo a Augusto González a quién se le pagó con esos “incentivos”. Según Hernández, se tratarían de al menos 20 casos que están siendo actualmente auditados y que tendrían asignaciones superiores a 200 millones de pesos.

Por lo mismo,  se requiere constatar si esos pagos por procesos de desvinculación fueron perjudiciales o no para la empresa, lo que sin embargo Hernández no se aventuró a comentar.

¿Sobriedad financiera?

Una de las aristas que sería indagada por los parlamentarios dice relación con las responsabilidades políticas y administrativas de los diferentes directorios y de los presidentes ejecutivos, desde el año 2000 a la fecha. Actualmente, Óscar Landerretche y Nelson Pizarro se encuentran a la cabeza de estos cargos.

Éste último ha estado en el debate por su frase “no hay ni un puto peso” aludiendo a la crisis financiera por la que atravesaría la minera. Su postura ha sido abogar por la sobriedad financiera de la cuprífera y fortalecer su reducción de costos.

De esta manera, también ha celebrado el excedente de 500 millones de dólares que registró la minera en 2016, un 75 por ciento más de lo comprometido por el Ministerio de Hacienda.

Sin embargo, esa sobriedad financiera que ha defendido Pizarro ha quedado en entredicho con los conocidos pagos irregulares a los ex ejecutivos además de otros gastos que están en ítems de “misceláneos”. Dentro de esto último y una razón más que ha acentuado la controversia, es el gasto de 18 millones de pesos en páginas digitales dedicadas al humor, según detalló la Contraloría.

Ante esto, Codelco respondió a través de un comunicado señalando que, entre julio de 2013 hasta febrero de 2015, se canceló 150 mil pesos por pieza de arte y caricaturas al Premio Nacional del Humor, Hernán Vidal, conocido por su seudónimo Hervy, que habría colaborado en distintas campañas desarrolladas por la empresa.

Sin embargo, el diputado socialista y miembro de la comisión de Minería de la Cámara, Juan Luis Castro, enumeró una serie de pagos que no están dentro del giro de la empresa: clubes deportivos, viajes, homenajes, seminarios y todo tipo de obsequios. Respecto de las decisiones contractuales, señaló que los antecedentes de Contraloría reflejan que no se ha privilegiado la norma pública sino que se ha aplicado un criterio privatizador.

“Se investigarán todas las irregularidades referentes a contratos con empresas donde habían parientes de hasta el tercer grado de consanguinidad, por ejemplo tíos con sobrinos, o segundo grado de afinidad, como yernos y suegros. También, todos aquellos casos donde existan personas políticamente expuestas como se denomina en el sistema financiero”, sostuvo el parlamentario.

El abogado y presidente de la ONG Recuperemos el Cobre de Chile, Julián Alcayaga, explicó que en 2016 y considerando la producción de cobre y el precio de venta del mineral, los ingresos deberían haber sido de alrededor de 16 mil millones de dólares pero fueron solo de 11 mil 500 millones de dólares.  Entonces, sostuvo que se debe indagar el destino de esos 4 mil 500 millones de dólares que no registran como ingresos por venta.

“A mi entender, en lo que se ha hablado en la Cámara de Diputados se han ido por las ramas fijándose en cifras pequeñas como lo que se destinó a los dibujos cuando hay otro porcentaje muy importante que ni siquiera se ha tocado”, señaló.

“Codelco es una empresa que tiene muchas presiones”

La directora ejecutiva del Centro de Estudios del Cobre y la Minería (Cesco), Alejandra Woods, dijo que indudablemente Codelco entró en un problema “de caja” este año y de tratarse de varios casos donde se pagaron sobre 200 millones de pesos por indemnizaciones podría ser una situación perjudicial para la compañía.

Pese a esto, comentó  que la crisis financiera de Codelco no se relacionaría con el desembolso de dineros indebidos sino que estaría gatillada por el término del superciclo de bonanza, lo que revela la falta de visión del Estado.   El debate de fondo, apuntó, es que Codelco podría estar operando como una empresa privada pero a la vez recibiendo importantes fondos estatales, lo que será materia de investigación.

“Codelco tiene otros retos que lo tienen en condiciones de crisis: financiar una parte importante de la defensa nacional, negociar con una fuerza laboral interna que históricamente ha tenido un poder político importante, enfrentar la caída de los minerales en los yacimientos y, sobretodo, desarrollarse bajo un Estado-dueño que no siempre ha entregado políticas de largo plazo en términos de la esencia de un dueño que es capitalizar con sus utilidades. Es una empresa que tiene muchas presiones”, comentó.

Con todo esto y luego de la decisión de Codelco de elevar a la justicia el caso, la Contraloría estaría preparando la estrategia legal donde se ha dicho que el propio contralor general, Jorge Bermúdez, sería quien asumiría el caso.

Desde la Cámara de Diputados también hicieron un llamado a los representantes de los accionistas de Codelco, a los ministerios de Hacienda y de Minería para que se hagan parte de la solución a este problema.  En este plano, se anunció que la comisión de Minería citó para la próxima sesión, el miércoles 14 de junio, a la ministra de Minería, Aurora Williams, para que indique por qué no se tomaron medidas y si es que ella tenía los antecedentes en sus manos sobre este caso.

Crédito: Natalia Figueroa – Diario UChile