Presidente Boric espera una Convención con bordes más claros y plazos acotados

El mandatario dijo que no pretende pautear al Congreso, pero cuestionó que se llegue a una nueva Constitución por acuerdo entre partidos o expertos.

“No pretendo pautear al Congreso sobre el contenido del acuerdo”, señaló el presidente Gabriel Boric durante el “World Leaders Forum” organizado por la Universidad de Columbia, en Nueva York, en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas que se desarrolla esta semana, a propósito de las discusiones sobre un nuevo proceso constituyente.

El mandatario chileno reconoció que se trata de un tema “muy sensible, porque en este momento se están produciendo las negociaciones en el Congreso para poder decidir cómo seguir”.

De esta manera, Boric entregó algunos elementos que a su juicio deberían estructurar el nuevo proceso constituyente, aunque aclaró que no tiene intención de “pautear” al Congreso Nacional.

Recordemos que este viernes, a las 10:00 horas, se realizará una nueva ronda de partidos políticos con representación parlamentaria para avanzar hacia un nuevo proceso constituyente.

Al respecto, el Mandatario afirmó que “el Gobierno tiene una opinión, sin embargo, también entendemos que nuestro principal rol hoy día es facilitar ese acuerdo y gobernar, hacernos cargo de las urgencias de hoy”.

“No pretendo pautear al Congreso sobre el contenido del acuerdo”, puntualizó, aunque también afirmó que “sí hay ciertas cosas que son evidentes”.

En ese sentido, afirmó que “el pueblo chileno se pronunció mayoritariamente el 25 de octubre del 2020 por una nueva Constitución escrita por un órgano 100% electo para ese fin”.

Por ello, cuestionó la   “idea de que a la nueva Constitución se pueda llegar solamente entre un acuerdo de los partidos o un grupo de expertos designado por los partidos me parece que no respondería al mandato que el pueblo de Chile estableció en el plebiscito de entrada, y creo que es un consenso general“.

“Lo que espero que pase es que tengamos una nueva Convención, con bordes más claros, que se tienen que definir en las conversaciones en el Congreso, con plazos quizás más acotados tomando en cuenta la experiencia anterior y con apoyo de un comité de expertos o gente que contribuya a hacer la discusión más fácil y digerible“, precisó.

Agregó que  “los partidos de derecha que históricamente han sido más reacios a estos cambios, en la campaña del Rechazo se comprometieron con Chile a que también querían una nueva Constitución”.

“Espero que esta sea una oportunidad para lograr un consenso y finalmente terminemos en una Constitución que sea un punto de encuentro y no un eje divisorio que nos siga conflictuando por décadas”, precisó.

Sobre el contenido de la  nueva Constitución, Boric expresó que espera que sea “una Constitución más general, creo que no tiene que abordar cada una de las demandas identitarias que existen en la sociedad. Creo que tiene que ser un marco común que permita a la política hacerse las preguntas que todavía no nos hemos hecho y ojalá se produzca ese consenso rápido en Chile para también darle certidumbre a todos. En Chile hay mucho agotamiento respecto a esto”.

 

Crédito: Diario UChile

Salir de la versión móvil